Casas reales
Ana Fernández

Príncipe Harry: «Camilla no es una madrastra malvada»

Primeras declaraciones en público del duque de Sussex sobre su madrastra

La duquesa de Cornualles fue durante años la «rottweiler» de la familia real británica. Su matrimonio con el príncipe Carlos en 2005 provocó un gran recelo entre el pueblo inglés hacia ella. Muchos la odiaban por haber sustituido a Lady Di, no sólo en el libro de familia, sino también en el corazón del heredero al trono. Sin embargo, Camilla puede presumir de haberse ganado, con el tiempo, el cariño del pueblo británico, incluso de sentirse orgullosa de que el príncipe Harry se refiera hoy a ella como «una madrastra honesta, muy cercana a mí y a William».

Trece años después de que su padre se casase de nuevo, el duque de Sussex habla de la relación con ella con su biógrafa, la periodista Angela Levin. «Para ser honestos, Camilla siempre ha sido muy cercana con William y conmigo. No es una madrastra malvada. Que nadie sienta pena por William y por mí, sentid pena por ella». De esta forma, se desmienten años de malas relaciones entre la mujer del príncipe Carlos y los hijos de Diana. «Es una mujer maravillosa y ha hecho muy, pero que muy feliz a nuestro padre, que es lo más importante. William y yo la queremos mucho» .

Camilla y Carlos se conocían y se enamoraron cuando eran jóvenes, aunque se casaron con personas distintas. Ella, con un militar retirado, con el que tuvo dos hijos juntos, y él se casó con Diana. Pero sus respectivos matrimonios no les impedían verse en secreto. Así, durante años, la relación de Carlos con Diana se vio amenazada hasta su final, al igual que la de Camilla con su marido.

Las declaraciones del duque de Sussex llegan en el mismo momento en que se hace oficial que las principales cadenas de televisión británicas han llegado a un acuerdo para que la polémica familia de Meghan Markle no aparezca en ningún programa que no sea información. Este convenio se produce tras las sucesivas y controversias declaraciones sobre la familia real vertidas por el padre de Markle en la televisión. Además, su hermanastra se había presentado como posible candidata en Gran Hermano.