Estados Unidos
Teresa Barrios

Begoña Villacís vuelve a la adolescencia

Rememora la primera vez que fue a Norteamérica.

No ha sido fácil que encontrara un momento para atendernos, pero misión cumplida. Su posición en el ayuntamiento encajando bolillos para lograr hacerse con la alcaldía de Madrid la mantiene trabajando a todas horas y, cuando no lo hace, se debe a su familia. Vacaciones sagradas también para ella. Pero recién incorporada, nos regala uno de los recuerdos más bonitos e intensos que conserva de sus viajes fuera de España. Grabado a fuego, por lo que se ve, porque se remonta a cuando era adolescente. «Tenía 12 o 13 años. La verdad es que mis viajes favoritos siempre están relacionados con el hecho de que han sido la primera vez de algo, mi primera visita a algún sitio, y probablemente por eso los tengo grabados en mi memoria. Este que ilustra la fotografía supuso la primera vez que viajé a Estados Unidos, estuve en Virginia y Nueva York, y fue muy especial porque, tal y como te decía, fue la primera vez de algo, en este caso, la que viajé sin mi familia». La imagen, sin duda, evidencia la edad. No todo el mundo se atreve a sacar de un cajón una foto de cuando era adolescente. Etapa física difícil para la gran mayoría. Pero aquello formó parte de su aprendizaje y comenzó a moldear a la mujer que es hoy. Nueva York impacta a cualquiera. «Recuerdo la sensación de perderme entre aquellos edificios enormes, los olores de algunos rincones, de Chinatown, por ejemplo, y por muy tópico que resulte que lo diga, la subida al Empire State Building. También recuerdo Brooklyn y a un preacher callejero». Momentos, situaciones y flashbacks que se agolpan. «Lo recuerdo de una forma especial por ser una de las primeras experiencias ‘‘adultas’’ que tuve siendo aún adolescente. Básicamente, consiste en sentirse independiente, con autonomía para juzgar lo que ves y vives». Hoy, reconoce que sigue enamorada de la ciudad. «Es un viaje que he repetido y la experiencia te lleva a vivirla de forma distinta, igual de apasionada, pero quizá más intensa, con más elementos de juicio y, probablemente por ello, más crítica. Nueva York está en ese momento en el que ha dejado de ser vanguardia, ahora son muchas las ciudades con Downtown, con rascacielos más altos, con otros diseños y más modernos, pero está a punto de ser una maravilla a camino entre lo moderno y lo antiguo. Algo que me gusta especialmente es que Nueva York ya no es solo Manhattan. Con el paso del tiempo y a través de distintos proyectos, se ha conseguido ampliar el área de interés a zonas antes impensables, como Queens o Brooklyn». Ahora, aunque Estados Unidos siempre simbolice un momento crucial de su juventud, tiene otros intereses. La madurez se impone y ser madre de familia obliga a la reflexión. «Tengo pendiente visitar La India. Aunque quiero que mis hijas sean un poco más mayores para poder disfrutar plenamente de ese viaje. Pero lo haré seguro, no te quepa duda. Siempre ha estado entre mis asignaturas pendientes».

El Hotel

Hotel Crowne Plaza

Times Square Manhattan
Dirección: 1605 Broadway, entre 48th y 49th Street, Nueva York, NY 10019-7406. Teléfono: +1 212 977 4000. Precio medio: 185 - 475 €. Web: Ihg.com/crowneplaza/.

Restaurante

SottoCasa Pizzeria

Dirección: 227 Lenox Ave, Nueva York, NY 10027-6542. Teléfono: +1 646 928 4870. Precio medio: 17 - 43 €. Tipo de comida: italiana. Web: Sottocasanyc.com.

El Museo

MEt
El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York es uno de los más destacados del mundo. Inaugurado en 1872, alberga colecciones que abarcan desde tesoros de la antigüedad clásica, representada en sus galerías de Grecia y Chipre, hasta pinturas y esculturas de casi todos los maestros de Europa, y una gran colección de obras estadounidenses.También acoge arte egipcio, africano, asiático, bizantino e islámico.