Verde que te quiero verde
Por Eva M. Rull

¿Es hora de pasarse al autoconsumo?

Producir electricidad de forma individual sin una gran inversión inicial y sin volverse loco ya es posible.

Mucho se ha escrito sobre la producción individual de electricidad o autoncosumo; los vaivenes de las leyes y la falta de cultura energética de la mayoría (si bien es verdad que los temas del mercado eléctrico son de por sí complejos) hacen que quien más quien menos todavía no tenga claro si puede poner paneles en su casa y si tendrá que pagar mucho por ello. Lo primero que se ha de tener en cuenta es que el interesado resida en una vivienda unifamiliar con tejado propio o en un ático con espacio en el techo y que sea de su propiedad para que sea posible el autoconsumo privado. Si usted está en este caso, sepa que una de las formas más baratas de acceder a este tipo de instalaciones y ahorrar en la factura de la luz es a través de las compras colectivas. Eso es precisamente lo que hacen desde Ecooo, una de las empresas sin ánimo de lucro que forma parte del Mercado Social de Madrid. Desde hace poco más de un año organizan Oleadas Solares, es decir, compras colectivas de paneles solares fotovoltaicos para que a las familias les salga lo más barato posible invertir en energía verde. Cada particular puede inscribirse en una de estas compras y cuando llegan a cien familias, Ecooo pacta un precio de venta de los kits fotovoltaicos con la empresa fabricante. De esta forma consiguen que el precio se reduzca unos 2.000 euros; de los más de 6.000 que pagaría un particular por el material pasaría a unos 4.500 aproximadamente.

Ahorro de 40%

La firma solo trabaja con fabricantes de paneles europeos de calidad y se encargan del estudio previo para ver las características de la vivienda (hacen falta 10 metros de tejado para la instalación de seis módulos de 1,5 kW de potencia), realizar la instalación y encargarse del mantenimiento durante los 30 años de vida útil de la misma. También asesoran sobre las ayudas al autoconsumo existentes en cada CC AA (y que abarataría todavía más el precio final). Desde Ecooo calculan que de media cada familia participante en las dos oleadas que han puesto en marcha ha ahorrado un 40% en la factura de la luz (en algunos casos, hasta el 60%).Su sistema no cuenta con batería de almacenamiento para reservar la energía para cuando no haya sol, primero porque creen que «todavía el sistema de producción y los materiales que se utilizan no son muy ecológicos y, segundo, porque las instalaciones pasarían a costar unos 10.000 euros de media. Sería mucho más caro. Lo que proponemos es utilizar un termo de agua para que se almacene el excedente en forma de agua caliente sanitaria», explica Laura Ramos, portavoz de la compañía.Además, quien se apunte puede formar parte de los talleres de formación en cultura energética y asesoramiento para sacar el mayor partido a la instalación y tirar de la red eléctrica lo menos posible. Un truco, por ejemplo, es tan sencillo como programar la lavadora a las horas diurnas cuando los paneles están produciendo. El excedente de energía que no se usa se vuelca a la red y aunque no se utilice sirve para limpiar de CO2 el sistema eléctrico. Solo con cada instalación las familias ya ahorran 45 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera durante su vida útil.Habrá que estar atentos porque la siguiente oleada se prepara para final de año.

¿Cómo hacerlo?

Una de las formas más baratas de acceder a estas instalaciones es a través de compras colectivas.

NUEVO RÉCORD DE TEMPERATURAS

El Laboratory for Ocean Physics and Remote Sensing de la Universidad de Brest y la Universidad de Southampton acaban de publicar un nuevo estudio en el que afirman que los próximos cinco años serán aún más calurosos debido al cambio climático. Además, la olas de calor de este 2018, especialmente graves en el norte de Europa, hacen presagiar que este año se volverá batir un nuevo récord en lo que a temperatura global media se refiere. El estudio no emplea las técnicas de simulación tradicionales y parte de la base de que el calentamiento climático provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero no es lineal, sino que parece haberse desviado a principios del siglo 21 por un fenómeno al que han llamado «La interrupción del cambio climático». El director de la investigación, Florian Sévelec, sugiere que el análisis muestra que a nivel global el periodo 2018-2022 podría ser el más cálido según el cambio climático.

MÁS CERDOS QUE HABITANTES EN ESPAÑA

En España se sacrifican alrededor de 50 millones de cerdos al año, más que habitantes tiene el país. Y para ello, la industria se alimenta de una cabaña de cría y engorde de casi 30 millones de ejemplares. Según el Ministerio para la Transición Ecológica, esta tenencia continúa al alza en lo que llevamos de 2018. Este dato se relaciona directamente con la producción de carne, 4,29 millones de toneladas de piezas para el consumo. En el mismo periodo, los españoles comieron 367.582 toneladas, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Buena parte de lo que se produce se exporta. Los volúmenes descritos suponen un impacto muy importante en el entorno natural. La ganadería es el cuarto sector que más gases de efecto invernadero emite en España, sin contar con sus necesidades de alimentación y agua. Este hecho y su previsión de crecimiento ha instado al Gobierno a actualizar la regulación en busca de mayor eficacia y mejor tratamiento de residuos relacionados con la industria.