A la mesa
Tatiana Ferrandis

Martín Morales: disfrutar de Mojácar con cuchillo y tenedor

Hoy es domingo y puede que mientras lee estas líneas ande aprovechando las últimas horas de las vacaciones. Nosotros nos adentramos en Mojácar, un precioso pueblo de Almería, situado en lo alto de Sierra Cabrera, si no conoce Martín Morales es el momento de hacerlo. En este espacio, el buen rollo de los camareros y las buenas propuestas que anuncia una extensa y estudiada carta invitan a darse un homenaje y a alargar la sobremesa. Apuesta por una cocina mediterránea famosa por estar elaborada con el mejor producto local. De ahí que entusiasme tanto a los veraneantes nacionales como a los turistas que escogen nuestro país para desconectar y, al mismo tiempo, descubrir la excelente despensa española. Tanto es así, que es una obligación disfrutar de la gamba roja de Garrucha, una joya culinaria que se distingue por ser más grande, dura y deliciosa que las demás y que busca la Indicación Geográfica Protegida (IGP). Debe compartir mesa con los mejillones a la marinera, con los chipironcitos y los boquerones fritos y el sashimi de atún rojo en salsa de boletus. Es lo que nos recomienda Martín, el patrón, quien canta los pescados que llegan a la lonja de carboneras. Comienza por el lenguado y el gallo pedro, que sirve a la plancha para no ocultar su sabor. Sin embargo, la merluza la recomienda con tempura de tomate, otro de los grandes productos de la tierra, a la marinera o también con un gazpachuelo, dados de pulpo y jamón ibérico. En cuanto al bacalao, destaca asado con boletus. Y, por supuesto, no se olvida del arroz con bogavante, una de sus especialidades.

Dirección

Paseo Mediterráneo, 225. Mojácar. Almería

Teléfono

950 47 88 12