Hogar
larazon.es

Cómo conseguir un plus de comodidad en casa

El hogar es siempre el lugar más importante del mundo para cada persona, pues constituye un espacio íntimo dedicado al perfeccionamiento de sus gustos y estilos. Y es que, cuando se trata de personalizar nuestra casa o piso, siempre buscamos incorporar detalles que le den presencia, calidez y sobre todo comodidad.

Así, el confort que nos inspira es un elemento determinante, pues de ello dependerá el estado de ánimo que nos inspira nuestra casa. En este sentido, los puffs suelen ser el accesorio perfecto para completar nuestra sala de estar o crear un rincón dedicado al esparcimiento. Y lo mejor es que pueden adaptarse a cualquier espacio y su limpieza es sumamente sencilla.

Cómo elegir el puff ideal para decorar el hogar

Si has decidido incorporar un puff a tu decoración, debes saber que lo primordial para elegir el adecuado es identificar tus necesidades concretas y el estilo de tu decoración.

Si tu interés es puramente decorativo, debes saber que existen modelos de diferentes formas, por ejemplo, cuadrados, con forma de pera o redondos, y en muchos colores, de manera que no te costará combinarlos con tus tonos preferentes. Si lo que buscas es un lugar donde sentarte cómodamente a leer un libro, existe una gran variedad de opciones, pues los hay tipo cama o tipo sofá, que son ideales para ello.

Conocer el estilo es fundamental. De este modo, no es recomendable ubicar un puff deportivo en un área clásica o una pieza de piel natural en un área de juegos, en la que es probable que ocurran accidentes que acaben deslustrado el material en el que están fabricados.

Otro elemento importante, a la hora de elegir el puff más adecuado es preguntarse quién lo utilizara, ya que dependiendo del tipo de usuario podrás escoger entre diferentes modelos. Sin embargo, si por cuestiones de espacio o disponibilidad económica no puedes elegir uno para cada miembro de la familia, también existen puffs que se adaptan perfectamente a niños y adultos.

Elementos que debes tener en cuenta a la hora de colocar un puff en tu hogar

Si el espacio en el que ubicamos el puff es reducido, no puedes sobrecargarlo con piezas de gran tamaño, por lo que lo más recomendable es optar por elementos pequeños, que se adapten fácilmente a cualquier espacio.

Éstos brindarán la misma comodidad que uno grande y mantendrán el equilibrio dentro de la decoración. Tienes que tener en cuenta que las dimensiones del puff más pequeño son, por lo general, 40 cm de ancho por 30 cm de alto.

Los puffs son adaptativos, es decir, que se van a adecuar rápidamente a todas las personas que lo utilicen, tomando la forma que cada cuerpo le dé. Sin embargo, no debes preocuparte, pues gracias al tipo de relleno que posee, una vez esté fuera de uso recuperará su forma y volumen de manera inmediata.

La versatilidad y la variedad de tejidos dos de los beneficios de elegir un puffs

Al margen de la comodidad que aportan a todos los entornos, su versatilidad, en términos de decoración, les permite encajar tanto en espacios interiores como exteriores y el amplio catálogo disponible de tejidos y colores hace imposible no encontrar una opción que se intregre bien dentro de los estilos que priman en tu casa.

Con respecto a los tejidos, puedes elegir entre:

- Tejido de polipiel: este tejido es el más recomendable si la pieza estará ubicada en espacios interiores. Su mantenimiento es sencillo debido a que el material es impermeable e impide que las manchas se adhieran al tejido.

- Tejido de nylon: el nylon aporta firmeza y durabilidad al mobiliario, por lo que es ideal para puffs que serán ubicados en exteriores. Este material presenta una amplia gama de colores que harán posible decorar prácticamente cualquier espacio.

- Tejido de polipiel náutica: presenta tres grandes ventajas: su capacidad ignífuga, antibacteriana y anti hongos. Por ello, este material suele revestir puffs que serán ubicados en espacios públicos o lugares donde mantener la limpieza es fundamental.

- Tejido de piel natural: este tejido es elegante y resistente. Dos de sus mayores atractivos son la durabilidad y la facilidad que ofrece para realizar el mantenimiento.

La calidad un aspecto muy importante para garantizar comodidad y durabilidad

Para garantizar que la comodidad que brindan los puffs tenga durabilidad es importante fijarnos en la calidad de los materiales utilizados para su confección, el tipo de relleno empleado y los cierres utilizados para impedir que el relleno se escape de su interior.

De esta manera, las cremalleras utilizadas deben ajustarse perfectamente al relleno. Las costuras deben ser siempre dobles, para favorecer la resistencia del puff. Asimismo, el relleno debe ser de polietileno expandido, para brindar adaptabilidad y comodidad, sin perder su forma indistintamente de los años que lleven en uso.