Mercado inmobiliario
Isabel Naranjo

Huelva, Granada y Almería, en la cola de la recuperación inmobiliaria

El mercado de vivienda vacacional se muestra más asentado en la Costa del Sol y Cádiz

Las provincias de Huelva, Granada y ciertos enclaves de Almería, que el año pasado estaban en proceso de finalizar su ajuste, están empezando a mostrar indicios de recuperación, según el informe «Vivienda en Costa 2018» elaborado por la empresa Tinsa, que analiza la situación del mercado de vivienda vacacional en España. El documento apunta que la Costa del Sol y el entorno de Tarifa, Sotogrande y Zahara de los Atunes (Cádiz) son las zonas de la región en las que la recuperación del mercado de vivienda vacacional se encuentra más asentado. Por el contrario, las zonas costeras en las que «todavía no puede hablarse de recuperación» se concentran entre Níjar y Aguadulce (Almería) y las localidades gaditanas de Algeciras y Barbate. Andalucía se suma así a la percepción «más optimista» que se respira también a nivel nacional y la proporción de zonas que los técnicos de Tinsa identifican como «en ajuste» en España se reduce a la mitad –del 22 al 11 por ciento–, al tiempo que aumentan de 36,5 al 22,4 por ciento los tramos de costa que se enmarcan en una situación de «clara recuperación».

Los técnicos de Tinsa señalan que, en algunos enclaves, el sector vacacional está «funcionando mejor que otros segmentos y la media de valor del municipio podría no estar reflejando el comportamiento específico del producto de segunda residencia, que sería más reducido en oferta».

Sería el caso, por ejemplo, de El Puerto de Santa María, en Cádiz, donde se apunta a una evolución positiva de este segmento o el de Mojácar (Almería), en el que la tendencia de la vivienda vacacional sería más parecida a la de su vecina Vera Playa, que está estabilizada. Las compraventas en los municipios de costa de Andalucía analizados en el informe se incrementaron un 17,3 por ciento en 2017, hasta 48.454 operaciones.