Farmacia
N. Acedo

Sólo Andalucía y Madrid están fuera de la dispensa de medicamentos en red

A veces limar chocantes diferencias cuesta. De las 17 comunidades autónomas que conforman España, sólo dos, Andalucía y Madrid, aún no están certificadas en interoperabilidad de la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud, según datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, actualizados el pasado 25 de junio. Aunque con un par de matices: Cataluña estaba operativa hasta ese momento como emisora y se calculaba que a principios de este mes de julio las oficinas de farmacia acabarían de incorporarse de forma progresiva para poder dispensar, y tampoco se han sumado todavía Ceuta y Melilla. Fuentes del sector farmacéutico trasladan a LA RAZÓN que en el resto, que sí se encuentra conectado, «cualquier ciudadano no tendrá problemas para retirar su medicación si visita esas comunidades de vacaciones, por ejemplo, lo que puede ser un motivo más para elegir destino», advierten. En esos casos, para recoger un producto prescrito en esas regiones sólo será necesario presentar en una farmacia la tarjeta sanitaria individual, con banda magnética operativa, que es el documento administrativo que acredita al titular. Para que el farmacéutico pueda acceder a su listado de productos dispensables y lograr el suyo, el usuario deberá indicar dónde le recetaron «y ya está», excepto las personas adscritas a alguna de las mutualidades de funcionarios.