Televisión
Enrique Miguel Rodríguez

Todo contra el Rey

Les dejé ayer con el inefable Alberto Garzón, que tiene a gala referirse al Rey como el ciudadano Felipe de Borbón. Estoy seguro de que esta actitud debe ser uno de los grandes problemas de su majestad el Rey de España. Pero sigamos el relato de la entrevista del diputado de Izquierda Unida en el programa de La Sexta. Pasó del Valle de los Caídos al ducado de Franco y dejó en el aire la duda de que éste fuese un título del dictador. Este asunto ya lo había tratado del mismo modo algún dirigente de la formación podemita, con lo que podría pensarse que es parte de un argumentario de formaciones de extrema izquierda. Ya lo había escrito anteriormente, el citado ducado lo otorga el Rey Juan Carlos a los pocos días del fallecimiento del llamado caudillo, se lo da a su hija Carmen, marquesa viuda de Villaverde y a su madre Carmen Polo se le concede el Señorío de Meirás con grandeza de España. En estos momentos, para muchos políticos que no habían nacido en 1975 o eran niños de corta edad, a pesar de que conozcan la Transición, pero no la vivieron, no pueden imaginarse que se vivía al borde del desastre. Con la habilidad que demostró durante tanto tiempo, el Rey quería mandar un mensaje con estos honores. A la familia Franco no se la iba a tocar y, por tanto, a nadie por el hecho de haber sido un destacado personaje del régimen. Porque lo que pretendía, como tantas veces dijo, es ser el Rey de todos los españoles y cerrar heridas a partir de cero. Hay que tener en cuenta que a la muerte de Franco había grandes capas de la sociedad totalmente fieles al régimen y el ejército y todos los poderes del Estado estaban en manos franquistas. Pero sigamos con Garzón. Dijo que, efectivamente, se necesitaba una base legal para retirar el título, pero el ciudadano Felipe no había hecho nada y, sin embargo, sí retiró el título de duquesa de Palma a su hermana. Entonces, cómo no lo iba a poder hacer con Carmen Martínez-Bordiú. Ahí entra la mendacidad a saco. Pero, de nuevo, me falta espacio. Así que por primera vez tendré que recurrir a un tercer capítulo. Espero que lo lean el jueves.