Teatro
S. Felipe

Valladolid reconoce el talento teatral de los actores Gabino Diego y Llum Barrera

Jesús Julio Carnero hace una defensa cerrada del teatro como «parte esencial de la cultura popular»

Los actores Llum Barrera y Gabino Diego recogieron en Valladolid los XXX Premios «Amigos del Teatro» como mejores intérpretes sobre las tablas de los escenarios de Valladolid durante este año. La actriz lo hizo por su interpretación en «La lista de mis deseos», que pasó por la capital vallisoletana el pasado mes de enero; y Gabino Diego por su papel en «El intercambio» que llegó a la ciudad en marzo, en ambos casos en el Zorrilla.

Gabino Diego se mostró «muy honrado» por recibir este premio en una ciudad a la que reconoció haber asistido en numerosas ocasiones. Se declaró «feliz» por poder hacer teatro, que es «algo que siempre está ahí» para dar la oportunidad de mostrar el trabajo ante el público. Además, avanzó que en noviembre empieza un nuevo proyecto con el grupo La Zaranda y dijo «soñar» con volver a interpretar en la capital del Pisuerga.

Por su parte, Barrera dijo sentir que está empezando en la profesión porque «es una carrera de superfondo» en la que se marca «retos» continuamente, y reconoció estar «feliz» por haber aceptado el papel que le ha hecho merecedora del galardón. A pesar de sus muchas facetas profesionales, insistió en que «lo que te da la vida es subirte a las tablas y mirar al público a los ojos», en especial en funciones como la que le trajo nuevamente a Valladolid y que «está viva», y donde confió en volver pronto. «Me encantaría volver a esta ciudad que tiene cultura teatral, pero también gastronómica, que eso para mí es tan importante», bromeó.

El jurado de estos premios se reunió el pasado 17 de julio para determinar a los ganadores de estos galardones en su trigésima edición. Además de los reconocidos como mejor actor y actriz, el jurado decidió por unanimidad que el premio Ángel Velasco recayera en el espacio escénico «La Bien Pagá» por su labor en la difusión y enseñanza del teatro; el premio Ángel María de Pablos se concedió a Ángela Hernández Benito por su trayectoria literaria y su apoyo a la cultura vallisoletana; y el premio Clemen Madero fue otorgado ex aequo a los actores Vidal Rodríguez y Jesús Cirbián, por su larga trayectoria, representando respectivamente los papeles de Don Juan y Don Luis Mejía en la obra ‘Don Juan Tenorio’.

Durante la entrega de los premios, que tuvo lugar en el patio del Palacio de Pimentel, el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, puso de relieve la «larga trayectoria» de la asociación de Amigos del Teatro para potenciar la afición por el teatro y divulgar su valor e importancia, con la única premisa de que este colectivo fuera un lugar de encuentro y de reunión de los amantes del teatro por encima de cualquier otra circunstancia.

Tras señalar que «estamos antes unos premios que se han ganado un prestigio en la profesión, Carnero ha hecho una defensa del teatro como «parte esencial de la promoción de l cultura» al considerarlo como el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma.

Por último, el presidente de la Asociación de Amigos del Teatro, Félix Hernández, reconoció que este arte constituye «un reto» permanente y recordó cómo la asociación dio sus primeros pasos «humildemente» pero ya llevan 40 años trabajando. También agradeció la colaboración de Ayuntamiento y Diputación de Valladolid.