Museos
Víctor Fernández

Deshielo cultural

José Guirao y Laura Borràs se reunieron ayer en Barcelona por primera vez tras visitar el Mnac.

Salvador Dalí estaría contento de haber servido como excusa para materializar un deshielo, en este caso entre el Ministerio de Cultura que dirige José Guirao y la Conselleria de Cultura que capitanea Laura Borràs. Ayer, tras visitar la exposición que en estos días el Museu Nacional d'Art de Catalunya (Mnac) dedica a Gala Dalí, Guirao se reunió con Guirao en el Mnac con Borràs, se encontraron por primera vez.

En un muy concurrido encuentro con los medios de comunicación en la sala oval del Mnac, tanto el ministro como la consellera aseguraron que lo importante era «normalizar las relaciones, compartir los recursos. Nos hemos entendido». En este sentido, Guirao subrayó que «todos estamos en lo mismo: trabajar para los ciudadanos», apuntando que «lo importante de hoy era hacer visible la voluntad de las dos instituciones que representamos de normalidad y de trabajo».

Laura Borràs llegó al encuentro con los deberes hechos, con una lista de asignaturas pendientes y que anunció que hoy enviaría al ministro. Entre los puntos que cree que se deben analizar en el futuro destacan los papeles de Salamanca, presupuestos, bibliotecas y la controversia alrededor de las obras de Sijena. Por cierto, Guirao, además de disfrutar de la exposición daliniana, también visitó la sala en la que el Mnac tiene las pinturas de Sijena que reclama Aragón desde hace tiempo. «Hay que atenerse a la cuestión judicial respecto a Sije y no se puede olvidar que hay otro gobierno concernido en este tema», aseguró el ministro que calificó los frescos medievales de la polémica como «pinturas maravillosas».

Por su parte, Borràs comentó que está exisitendo «voluntad de entendimiento» en lo cultural por parte de las dos Administraciones. Y habrá oportunidad de seguir las conversaciones, ya sea en Madrid o en Barcelona, porque el ministro quiere seguir visitando Cataluña. Ayer, además de acercarse al Mnac, tuvo tiempo de visitar el Archivo de la Corona de Aragón y el Centro Cultural Tecla Sala de L'Hospitalet de Llobregat. «Quería haber venido antes y teníamos programado asistir al Grec, pero no pudo ser», dijo Guirao que anunció que en septiembre quiere conocer más de cerca instituciones como el Teatre Lliure.

El marco del encuentro fue el Mnac, como ya se ha dicho. Y el museo fue algo más que el decorado de la reunión. Guirao aseguró que el Mnac, que está participado tanto por el Ministerio como por la Conselleria, «lo conozco desde hace mucho y es un museo que busca funcionar mejor. Hay que buscar la medida con la que hacerlo más visible. Está todo a favor para solucionar problemas».

Previamente a la rueda de Prensa, Guirao y Borràs posaron en una de las salas en las que se expone algunas de las obras más importantes del barroco en los fondos del Mnac. En una de las vitrinas, hay una fotografía de Cambó, primer propietario de alguna de estas piezas, y símbolo del diálogo Cataluña-España.