Transporte
J. Planes

El bus sin conductor Érica inicia su ruta por diversos municipios catalanes

Tiene capacidad para doce pasajeros y un técnico, y ayer ya empezó a circular por Sant Cugat.

Se anunció en agostó, pero se estrenó ayer. Se llama Érica y es un autobús que funciona sin conductor. Su puesta en escena fue en Sant Cugat, y en los próximos días circulará también por Terrassa, Sabadell, la Universidad de Girona, El Vendrell, Martorell y Vic.

Se trata de una prueba piloto de conducción autónoma que ponen en marcha la Generalitat y la Asociación de Municipios para la Movilidad y el Transporte (Amtu). Es la cuarta iniciativa de este tipo en España, y tiene un presupuesto aproximado de 300.000 euros. La ruta finalizará en Vic el próximo 28 de octubre.

Es la tercera prueba de este tipo a nivel mundial, después de las que se realizaron en Estados Unidos y Australia. En cada una de las localidades, el autobús hará un trayecto de entre 300 y 500 metros, que necesita memorizar durante dos días antes de comenzar a circular. Va una velocidad de unos 18 kilómetros por hora y tiene capacidad para seis pasajeros sentados y el mismo número de pie, además de un operador técnico, por cualquier incidencia.

Así, el vehículo estará siete días en cada municipio: dos para realizar las pruebas del recorrido y otros cinco en los que admitirá pasaje. El autobús es eléctrico al 100 por cien.

El proyecto está cofinanciado al 50 por ciento por la Generalitat y Amtu y los diferentes ayuntamientos, que pueden hacerlo o bien destinando una parte del presupuesto municipal o a través de actividades de patrocinio y de sus respectivos operadores locales, según explicó el presidente de la Amtu, Jordi Xena.

Por la mañana hubo un primer paseo con pasajeros, aunque la inauguración oficial llegó por la tarde, con la presencia del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, la alcaldesa de Sant Cugat, carmela Fortuny, y el director general de Amtu, Joan Prat.

En su intervención, Calvet agradeció las ayudas de la Amtu y del Ayuntamiento de Sant Cugat, que es su localidad. «La Amtu es una asociación que ofrece muy buen servicio, y que quiere inovar en términos de movilidad. También al Consistorio , por ser el primer municipio que acoge a Érica». Añadió que esta población, de la que fue concejal, «siempre ha trabajado en el foco de la Smart City».