Vivienda
Ángela Lara

El Gobierno municipal acusa a la oposición de falsear las cifras sobre vivienda pública

Asegura que, gracias a sus políticas, en seis años se incrementará en un 50% el parque de pisos asequibles.

«Barcelona tiene en marcha 72 solares públicos para construir 4.644 viviendas asequibles» y con esta actuación «la ciudad habrá impulsado en 6 años un incremento del 50 por ciento en el parque público de alquiler asequible», señalaba ayer la teniente alcalde Janet Sanz, quien se valía de estas cifras para asegurar que «se está haciendo la mayor promoción de vivienda pública de la historia de la ciudad».

Con esta intervención Sans pretendía desmontar las críticas de algunos grupos de la oposición relativas a la política de vivienda pública del actual gobierno municipal. «No permitiremos polémicas falsas», señalaba la teniente de alcalde para a continuación asegurar que «se está haciendo todo lo que el Ayuntamiento puede hacer con los recursos de los que dispone y además se están supliendo cosas que otras administraciones hacían antes y ahora ya han dejado de hacer». En este sentido, Sans reclamaba que «las políticas del Estado y la Generalitat en materia de vivienda asequible dejen de ser testimoniales. Necesitamos que quien tiene competencias y recursos haga mucho más».

Cerca de 650 pisos

Por todo ello, el Gobierno municipal ha querido hacer públicas las cifras relativas a su política de vivienda pública. Así pues, de los 72 proyectos en solares públicos en marcha, ya se ha concluido 11 promociones que suman un total de 648 pisos; otros 13 están en obras con el fin de construir en ellos 574 viviendas más; 29 solares, con sus 2331 pisos, están en fase de proyecto; mientras que 19 promociones más se encuentran en fase de preparación de los concursos para acabar acogiendo 1.091 viviendas más.

Además, se prevé que un 80 por ciento de los pisos públicos que se deriven de estas actuaciones sean de alquiler, de manera, que, como ponía ayer de relieve Sans, «se está llevando a cabo una política de vivienda pública que ha de tener continuidad». En este sentido y tal y como desveló ayer la teniente de alcalde, paralelamente a estas actuaciones, «el gobierno municipal ya ha puesto en marcha la maquinaria para producir y generar suelo público» de manera que, al margen de los 72 solares que ya están a disposición del Ayuntamiento, se está trabajando con otro grupo de que se encuentra en trámites para poder activar la construcción de viviendas a medio plazo. En total, se trata de 52 solares más, los cuales sumados a los ya activados hacen un total de 124 suelos públicos movilizados al servicio del derecho a la vivienda.

Y todo ello con una inversión que ha sufragado casi en su totalidad (95 por ciento) el Consistorio. Por ello, Ayer Sans recordaba que «nuestro compromiso era que en mayo de 2019 Barcelona tendría 4.644 viviendas públicas en marcha, lo que nos permite incrementar en un 50 por ciento el parque de vivienda pública en seis años y esto es muchísimo» y más por cuanto «todo esto lo está haciendo la ciudad en solitario, lo que demuestra que el Gobierno municipal ha puesto este tema como una de sus prioridades». Además, paralelamente, el Ayuntamiento ha puesto en marcha otras iniciativas destinadas ha aumentar el parque de vivienda asequible, como la compra de pisos (unos 750 al final del mandato) y la compra de suelo privado que supere el plazo de inactividad de dos años para construir pisos, sin embargo, Tal y como recordaba ayer Josep María Montaner, concejal de Vivienda, «Barcelona debería tener un 15 por ciento de vivienda asequible y ahora esta cifra se sitúa en el 2 y para el final del mandato tendremos un 4 por ciento».