Economía
Toni Ramos

Antifraude investiga a Ribó por la subvención a Ca Revolta

La entidad que dirige Joan Llinares aprecia «la existencia de indicios razonables de veracidad de los hechos comunicados»

La joven Agencia Valenciana Antifraude ha solicitado el expediente administrativo correspondiente a la concesión de la subvención a la entidad Centre de Recursos Just Ramírez-Ca Revolta, concedida a propuesta del alcalde de Valencia, Joan Ribó, el 22 de diciembre de 2017.

La subvención de marras supuso un desembolso para las arcas municipales de 10.000 euros y se libró, pese a los reparos que puso la Intervención del Ayuntamiento, que hizo constar expresamente que «no se acreditan en el expediente las razones de interés público, social, económico o humanitario u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública».

Además, la Agencia da veracidad a la denuncia presentada mediante correo electrónico y afirma que «ha comprobado la existencia de indicios razonables de veracidad de los hechos comunicados, a los efectos previstos en el artículo 12 de la Ley 11/2016, de 28 de noviembre, de la Agencia de Prevención y Lucha contra el Fraude y la Corrupción en la Comunitat Valenciana».

La entidad que dirige Joan Llinares justifica su investigación alegando que su función es «prevenir y erradicar el fraude y la corrupción de las instituciones y administraciones públicas valencianas y para el impulso de la integridad y la ética pública, además del fomento de una cultura de buenas prácticas y de rechazo del fraude y la corrupción en el diseño, ejecución y evaluación de las política públicas, así como la gestión de los recursos públicos».

Más documentos

Por ello, la Agencia inicia el expediente de investigación para la determinación de la existencia de presuntas irregularidades y requiere al Ayuntamiento de Valencia «la aportación de las obligaciones reconocidas en concepto de subvención a favor de Centre de Recursos Just Ramírez-Ca Revolta».

Además, solicita el original o copia compulsada de los expedientes que soporten las obligaciones mencionadas.

El plazo que da al Ayuntamiento es de diez días hábiles desde la notificación, por lo que es de suponer que el Ayuntamiento ya habrá remitido la documentación requerida.

Al menos, así lo mandataba la nota emitida desde el Gabinete de Alcaldía para que se remita a la Agencia la copia digitalizada del expediente, que, según señala, comprende un tomo de 224 folios.

En el listado de ayudas directas concedidas por el Ayuntamiento de Valencia en la misma convocatoria aparecía también la asociación Down Valencia Treballant Junts, a la que se otorgaron solo 3.000 euros para la organización de una carrera benéfica.

También recibieron ayuda directa la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer pero por menos de la mitad que a Ca Revolta, concretamente fueron 4.000 euros, mientras que la entidad dedicada a la esclerosis múltiple obtuvo una subvención de 4.700 euros, también menor que la investigada.

Ribó mantiene las ayudas sin concurso

El Ayuntamiento de Valencia aumentó durante 2017 la cuantía que destina a las ayudas directas en 500.000 euros. Las ayudas nominativas no pasan por un concurso de pública concurrencia y en otras instancias, como la Generalitat Valenciana, están muy cuestionadas.