Educación
Vicente Coll

La concertada valenciana estalla contra la «obsesión» del PSOE con la Religión

La comunidad educativa concertada dice «no» al deseo de la ministra Celaá de modificar la Lomce: «atacó con dosis de trasnochada ideología» a la libertad de elección

Numerosas fueron ayer las reacciones en el entorno educativo y político valenciano sobre el anuncio de la ministra de Educación, Isabel Celaá, por el que se modificará el artículo 109.2 de la Lomce y las consecuencias negativas que ello puede traer para la enseñanza concertada y la asignatura de Religión.

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia (Fcapa) consideró que Celaá, a la que tachó de «ideológica y sectaria» por su actuación, «atacó, injustificadamente y con grandes dosis de trasnochada ideología, a la educación concertada». Para el colectivo, el joven gobierno de Pedro Sánchez demuestra ya una «lamentable obsesión enfermiza contra la Religión».

Fcapa, a través de un comunicado hecho público ayer, entiende que el PSOE «desprecia los derechos de los docentes y de los miles de alumnos y familias que año tras año eligen la asignatura de Religión».

También FSIE-CV, sindicato mayoritario en la concertada, se mostró tajante con las «desafortunadas declaraciones de la ministra» y advirtió que esta comunidad educativa «no es una escuela de segunda» sino «inclusiva, solidaria, integradora y necesaria», por lo que exigió «las mismas reglas de juego» que para la educación pública. «La concertada», se recordó desde el sindicato, «nunca ha sido ni será subsidiaria».

Por su parte, Vicenta Rodríguez, secretaria autonómica de Escuelas Católicas de la Comunitat Valenciana (Escacv) advirtió que el rumbo que está adquiriendo el Ejecutivo socialista «no es el camino que anunció en los primeros momentos», ya que «está atacando directamente a la concertada».

«Celaá», prosiguió Rodríguez, «es ministra de todos y no solo de las redes sostenidas con fondos públicos». Invitó, además, al PSOE a «centrarse en los problemas reales y urgentes del sistema educativo, como son el fracaso escolar, el abandono temprano y un sistema de FP Dual operativo».

En el espectro político, el PPCV, a través de su vicepresidenta general, Elena Bastidas, confirmó que presentará en el Congreso y en el Senado «una batería de iniciativas para seguir denunciando lo que ocurre» en la Comunitat. “Lo que hace la izquierda cuando gobierna es sacar a Franco a pasear e intentar ideologizar en general, particularmente en el ámbito de la Educación». La popular aseguró que está en juego la libertad de elección: «es un atropello».

La concertada, al rincón

Tal y como informó este diario ayer, Celaá explicó que la educación pública será «el eje vertebrador» del sistema que promueve el nuevo Gobierno. La modificación del artículo 109.2 de la Lomce facilitará que cuando haya suelopúblico para construir escuelas, se beneficie a la educación pública: «la concertada puede estar o no estar», dijo. Además, la asignatura de Religión será de oferta obligatoria, carácter voluntario y no contará en las notas medias.