Infraestructuras
Belén V. Conquero

28 agentes de movilidad controlarán las obras de Centro

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, acompañada por el titular de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, han presentado el Plan de Movilidad de Centro para este otoño, mientras se termina de implantar Madrid Central que, como confirma Sabanés entrará en fase de pruebas “el próximo 23 de noviembre”. Para ello, toda la zona centro de la capital lleva varios meses de obras y “nos estamos preparando para una de las intervenciones más importantes que se aprobará en el pleno de este mes”, severa Sabanés.

Para ir preparando a los madrileños, un comité formado por las áreas de Medio Ambiente y Movilidad, Desarrollo Urbano Sostenible y Salud, Seguridad y Emergencias ha decidido implantar una serie de medidas que vaticinan lo que ocurrirá a partir de finales de noviembre. Una de ellas es el refuerzo del número de agentes de movilidad que se situarán en las principales zonas en obras. En total serán 28. 12 de ellos se situarán een el eje de la Gran Vía, cuatro en la zona de Sevilla-Canalejas, otros cuatro en Atocha y los ocho restantes controlarán el tránsito en los bulevares colindantes con la zona centro.Los fines de semana, por una mayor afluencia de personas, se incluirán cuatro más en Gran Vía. Cuyo principal cometido será favorecer el tránsito de autobúses.

Además de esto, se ha creado una web específica para conocer la evolución tanto de las obras, como de los posibles cortes, “puntuales” resalta Sabanés, que se puedan producir derivados de estos cambios. Otras medidas que incluyen este plan son: coordinar la planificación de las actuaciones entre los diferentes servicios técnicos que tienen competencia en la gestión de las obras y la movilidad en la ciudad de Madrid, en contacto con los operadores públicos (Ayuntamiento de Madrid, Metro de Madrid) y privados que las desarrollan; limitar la concesión de autorizaciones de ocupación de la vía pública no urgentes que coincidan temporalmente con el grueso de las obras en el Centro, así como ir “lanzando mensajes a la ciudadanía para que opten por el transporte público”, insiste la delegada de Medio Ambiente.

MODELO DE CIUDAD

Con respecto al proyecto de Madrid Central, Calvo afirma que su interés de crear un “área decero emisiones” está relacionada con su visión de ciudad. “Se ve con claridad que hay dos modelos: el de PP y Ciudadanos que quieren convertirnos en Ciudad de México, donde cada vez hay más tráfico y ruido; y está el nuestro que queremos que se parezca a Copenhague o Estocolmo, donde el transporte público es un medio eficiente”. E insiste en que “lo que está en juego es la salud pública”.