Elecciones municipales
Laura Cano

El «enigma Carmena» que todos tienen prisa por resolver

Moncloa niega que Sánchez telefoneara a la alcaldesa para animarla a repetir como candidata.

La presunta sugerencia que le habría hecho el presidente del Gobierno a Carmena es muy llamativa, algo creíble –el líder del PSOE-M ya sondeó a la alcaldesa para que se presentara candidata por su partido, en diciembre– pero cuanto menos dudosa. Según publicó ayer «El Confidencial», Pedro Sánchez, habría telefoneado este verano a la alcaldesa de Madrid para transmitirle que «sería muy positivo» para la capital que la ex jueza repitiera en las próximas elecciones municipales de 2019. No obstante, fuentes de Moncloa, desmintieron a este periódico que dicha llamada se produjera «en todo el verano», ni como «hecho físico», ni como conversación personal.

La controversia creada por este supuesto telefonazo presidencial ha puesto de manifiesto la urgencia de todos los partidos por desvelar el futuro de Carmena.

El secretario general del PSOE-M José Manuel Franco remarcó que ellos presentarán a un candidato «para ganar». Esta persona será elegida por «las bases del partido», como estipulan sus estatutos, y con ella se conformarán con «llegar a las elecciones de la mejor forma posible». A su parecer, «hay una percepción de que el PSOE va a salir con su propio proyecto, a ganar las elecciones».

Por su parte, el consejero de Educación, Rafael Van Grieken, también quiso salir en defensa de los candidatos populares. «Me parece que Sánchez es libre de decir lo que considere e intentar hablar con Carmena, pero mis candidatos son los candidatos del PP» y «no hay color» entre unos y otros, expresó.

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, acusó al secretario general del PSOE de «deshonrar» las siglas de su propio partido y de «renunciar» a ganar las elecciones municipales, si es que se hubiera producido este supuesto ofrecimiento. De esta forma, se preguntaba «cómo puede ser que un presidente de Gobierno renuncie directamente a tratar de ganar, a tratar de ser la primera fuerza de izquierda en la capital de España» y tratar «desesperadamente que sea Podemos el que gobierne».

Asimismo, Martínez-Almeida afirmó que el proyecto que tiene el partido socialista «es el proyecto de Podemos y de Manuela Carmena», y tildó de «culebrón» esta presunta llamada, que llega «tras el espantoso ridículo que ya hizo el Partido Socialista de Madrid ofreciendo a la alcaldesa su candidatura a la ciudad» a finales de diciembre de 2017. Por último, auguró que esta cuestión provocará que «los madrileños le transmitan a la izquierda el mismo mensaje que ya le transmitieron en su momento cuando, con el propio Pedro Sánchez como cabeza de cartel en las elecciones generales, se situaron sólo como la cuarta fuerza en la ciudad de Madrid».

Lo único cierto en todo este entuerto es que el pasado 15 de agosto, durante los actos en honor a la virgen de La Paloma, Manuela Carmena reconoció no saber si el año que viene visitaría la iglesia de la patrona oficiosa en «calidad de alcaldesa». Así pues, su candidatura continúa, por el momento, resultando un enigma.