Farmacia
J.V. Echagüe

Las nuevas farmacias: Servicio a domicilio y 40 horas abiertas a la semana

Este nuevo papel asistencial está pensado para mayores y personas en situación de vulnerabilidad

Veinte años después, las farmacias de la Comunidad cambian de cara. La última regulación del sector, de 1998, se renovó ayer con el Proyecto de Ley de Farmacia, aprobado por el Consejo de Gobierno. Se trata de una batería de medidas que afectarán a los 2.866 locales de nuestra región y que han sido remitidas a la Asamblea de Madrid para su tramitación parlamentaria. El presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, detalló ayer un texto que cuenta con el aval del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM).

Atendidos en casa

Quizá, la gran novedad de la legislación se encuentra en la atención domiciliaria. Este refuerzo del papel asistencial está pensado para mayores dependientes o pacientes en situación de vulnerabilidad, e incluiría un seguimiento de sus tratamientos complementario al trabajo de los profesionales de los Servicios Sanitarios de Salud.

Flexibilidad horaria

El segundo gran cambio se centra en la flexibilidad horaria. Anteriormente, el horario estaba ajustado a módulos de 12 y 24 horas. Ahora, quedan eliminados y se establece un mínimo de 40 horas semanales, que pueden ser ampliadas libremente por los farmacéuticos. Además, ya no es obligatorio contratar personal adjunto para estos horarios extendidos.

Farmacias rurales

En cuanto a los centros rurales, podrán desarrollarse horarios continuados de 35 horas semanales. Además, se contempla facilitar la apertura de botiquines cuando en la población no existan oficinas de farmacia.

Coordinación

Una de las declaraciones de intenciones de esta nueva ley es la de facilitar el tratamiento integral del paciente, incluyendo mecanismos de coordinación y seguimiento farmacoterapéutico entre los centros de salud y los hospitales.

Radiofarmacia

Quedan reguladas las unidades de radiofarmacia, aquellas que estudian los aspectos químicos, bioquímicos y biológicos de los fármacos que cuentan con isopos radiactivos y que suelen usarse con fines diagnósticos. Antes, no existía regulación al respecto.

Publicidad y webs

Por último, las oficinas de farmacia podrán realizar publicidad de las actividades y servicios que desarrollan. Algo que antes no se permitía fuera del letrero y la placa. Además, se les da la posibilidad de abrir páginas web. También se crea un Registro Específico de establecimientos farmacéuticos, de carácter público, formato electrónico y con finalidad informativa para los usuarios.