Accidentes de tráfico
Nuria Platón

Una carrera suicida de más de 13 kilómetros

Perseguido por la Policía, un conductor que iba contradirección, impactó con cuatro vehículos

Pasadas las once de la noche, la centralita del 112 se encendió como un árbol de Navidad ante la avalancha de llamadas de conductores aterrorizados por lo que estaba ocurriendo en la M-30. Un conductor suicida circulaba en sentido contrario desde aproximadamente el kilómetro 2 de la autovía, en el anillo exterior –el más alejado del centro de la ciudad–. Posteriormente, se comprobó que, a la altura del kilómetro 8 en el Puente de Vinateros, las cámaras de videovigilancia de la autovía de circunvalación ya registran el paso del kamikaze, si bien la investigación policial no ha determinado dónde inició su loco recorrido.

Se inicia entonces una persecución por parte de Policía Municipal y Policía Nacional que tratan, con señales acústicas y luminosas frenar el trayecto del vehículo en contradirección, un Audi descapotable de color oscuro. También trataron de bloquear su camino pero el kamikaze logró esquivarles, rozando a otros coches levemente, explican fuentes del grupo de difusión policial H50. Entretanto y según el testimonio de uno de los conductores que se cruzó con el suicida, cierran mediante semáforos y barreras el túnel de la M-30 para reducir el tráfico y la posibilidad de un accidente fatal. .

Finalmente se produce lo inevitable, el Audi impacta contra un Opel Insignia y otros tres turismos lo que por fin detiene su recorrido en sentido contrario a la altura del kilómetro 21 de la M-30, pasado el Puente de los Franceses. A consecuencia del choque, ocho personas resultan heridas de diversa gravedad. El conductor suicida, de 52 años, queda semi atrapado en su vehículo, por lo que Bomberos del Ayuntamiento de Madrid deben liberarle. Samur-Protección Civil le atendió por las policontusiones que había sufrido y le trasladó con pronóstico menos grave al Hospital Clínico de Madrid.

Policontusiones

Los efectivos de Bomberos municipales también tuvieron que emplearse a fondo para excarcelar al conductor del Opel Insignia, que se llevó la peor parte del choque. Samur atendió también al hombre, de 31 años, por policontusiones y le trasladaron al Hospital Gregorio Marañón. Según explicaron fuentes de Emergencias, otras seis personas resultaron heridas a causa del impacto. Entre ellas, cuatro miembros de una misma familia entre los que se encontraba un menor de 14 años, que fueron trasladados a la Fundación Jiménez Díaz con heridas leves. Igualmente, una joven que conducía un turismo de color rojo fue trasladada al Hospital Gregorio Marañón con heridas leves. La conductora de otro de los vehículos implicados en el accidente resultó ilesa.

La Policía Municipal mantuvo cortada durante varias horas la M-30 para facilitar la labor de los equipos de Emergencias así como para recabar datos de la investigación, de la que se ha hecho cargo. De este modo, se ha comenzado con el visionado de las cámaras de videovigilancia de la autovía de circunvalación para comprobar por donde accedió el conductor suicida.

Madrid, y el accidente tuvo lugar en el kilómetro 21.

Por este motivo, el kamikaze recorrió al menos 13 kilómetros en sentido contrario. Pese a la violencia de la colisión, el hombre tan solo resultó policontusionado y tras ser excarcelado por los bomberos del Ayuntamiento de Madrid fue trasladado al hospital Clínico con pronóstico menos grave.

También resultaron heridos leves una joven que circulaba en otro de los coches accidentados, mientras que un hombre de 32 años tuvo que ser excarcelado por los bomberos y trasladado al Gregorio Marañón con pronóstico menos grave.

En otro de los vehículos implicados en el accidente viajaba una familia de cuatro miembros, incluido un menor de 14 años, que tras ser atendidos por sanitarios del Samur fueron trasladados a la Fundación Jiménez Díaz con heridas leves.

La Policía Municipal se vio obligada a cortar un tramo de la M-30 a causa del accidente, ya que los vehículos afectados han quedado dispersados a lo largo de varios metros.