Sequía
M. V.

Del Amor exige los 38 hectómetros del trasvase del Tajo que marca la ley

«Hay sequía y las necesidades son máximas, que no jueguen con fantasmas del pasado»

La Ley del Memorándum, que regula las condiciones de funcionamiento del Tajo- Segura, permite realizar en estos momentos un trasvase de 38 hectómetros cúbicos. Los embalses están en una situación 2, por lo que la transferencia hídrica debería haber comenzado a llegar a los campos murcianos.

Sin embargo, según denunció ayer el consejero de Agua, Miguel Ángel Del Amor, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, todavía no lo ha autorizado. «No tiene sentido jugar con fantasmas del pasado» y criticó que no tenga en cuenta a los regantes de la Región. «Estamos en sequía y las necesidades son máximas».

Tras una reunión informal con organizaciones agrarias, el consejero manifestó no ver justificación a la actual situación y aseguró que se pondrán «las medidas jurídicas oportunas para defendernos».

Según el consejero, no hay que determinar cuánto hay que trasvasar, «son 38 hectómetros cúbicos clarísimos, es más, debería ser durante los siguientes tres meses como se ha venido haciendo con el gobierno anterior».

El consejero recordó que son más de 300.000 personas las que viven en la Región de Murcia del agua del trasvase, «que agradecemos y pagamos a la cuenca cedente, así que nos olvidamos de demagogias, nos dedicamos a trabajar y que haya un progreso; no tiene sentido generar ahora estas tensiones».

Al respecto, Del Amor recordó que un gobierno tiene que trabajar por solucionar los problemas de todos. Además, avanzó que pedirán el acta de la reunión de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura del pasado jueves, y que, al parecer, volverá a reunirse hoy, «porque no tenemos otra información; no entendemos por qué nos ponen en el furgón de cola».

Solo para consumo humano

La Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía ha pedido una entrevista con la ministra Ribera y solicitan que el trasvase de agosto sea solo para consumo humano. Los alcaldes exigen que, «si se debe aprobar un nuevo trasvase», al menos sea solo para cubrir esta necesidad, «pero no para generar negocio con el agua».

El presidente de la asociación, Francisco Pérez Torrecilla lamenta que sufran las consecuencias de una infraestructura de la dictadura y puesta en funcionamiento de «forma autoritaria».