Economía
A. G. V. -

El Gobierno exige explicaciones a Ábalos ante la parálisis en la llegada del AVE

El ministro de Fomento se reunirá con el presidente regional la semana que viene para hablar sobre infraestructuras

La llegada de la Alta Velocidad a la ciudad de Murcia está paralizada. Eso es un hecho. Es por ello que la portavoz del Ejecutivo murciano, Noelia Arroyo, tras la reunión del Consejo de Gobierno, anunció que se va a exigir al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, una explicación para conocer por qué se ha paralizado la llegada de los trenes en superficie de forma provisional, al mismo tiempo que no se están ejecutando las obras de soterramiento. «En estas obras hay retrasos. El único cambio entre el proyecto anterior y el actual es el inicio de las pruebas, que estaban previstas para el pasado 31 de agosto».

La portavoz autonómica anunció que así se le trasladará al ministro en la reunión prevista para el próximo día 13 entre el propio Ábalos y el presidente del Gobierno murciano, Fernando López Miras, en la que se tratarán los aspectos más relevantes sobre las infraestructuras estratégicas para la Comunidad.

«Vamos a exigirle que convoque cuanto antes la Comisión social de Seguimiento de las obras de soterramiento para comprobar que no hay retrasos, y que explique por qué son incompatibles dichas obras con la llegada provisional del AVE».

De hecho, desde el Ejecutivo se apunta a que no se tiene constancia de por qué se tomó la decisión de aplazar la llegada provisional, y Arroyo incidió en la necesidad de conocer la hoja de ruta que justifique dichos retrasos. «Queremos que nos explique por qué se tomó esa decisión y si responde a criterios políticos».

En esta misma línea desde San Esteban se ha solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez que se aclare cuál es el trazado y los plazos previstos para la llegada del AVE a Cartagena. «Desde el Gobierno vamos a seguir defendiendo que la Alta Velocidad llegue cuanto antes a la Región. No puede esperar más».

Inquirida asimismo por los errores detectados en los libros de texto de sexto de Primaria, donde se situaba a Murcia en la costa, o al Mar Menor en la Comunitat Valenciana, la portavoz regional apuntó a que la responsabilidad corresponde únicamente a la editorial.

Según explicó, desde la Consejería de Educación se emite un decreto curricular con el que se da total libertad a la editorial para elaborar los manuales escolares. «No hay un comité de censura previo. Si se detectan errores como ha sido el caso en las inspecciones, se exige una inmediata rectificación. Desde el Gobierno regional y el Grupo Parlamentario Popular ya se ha pedido la creación de mecanismos para detectar y prevenir este tipo de errores antes de que llegue a las aulas».

Ante todo, Arroyo aseguró que desde el Gobierno regional sienten indignación por lo ocurrido. «Son unos errores gravísimos y no deberían haber llegado estos manuales a los centros».