Arte, Cultura y Espectáculos
A. G. Valenzuela

«La Morenica» regresa al Santuario arropada por el fervor murciano

Cerca de 800.000 personas asistieron a la Romería bajo un cielo cubierto de nubes

A. G. Valenzuela - Las nubes y la amenaza de precipitaciones no hicieron mella ayer en los fieles devotos de la Virgen de la Fuensanta quienes la acompañaron durante toda la mañana por las calles de Murcia en la tradicional Romería que puso el broche de oro a las fiestas patronales de 20108. Cerca de 800.000 personas, según cifras de la Policía Local, acompañaron a la patrona de Murcia, «La Morenica», desde su salida de la Catedral de Murcia hasta el Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta, arropándola con vítores, flores y cánticos de admiración y devoción.

A primera hora de la mañana el obispo José Manuel Lorca Planes ofició una misa en la Catedral a la que asistieron el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, y el alcalde de Murcia, José Ballesta, entre otras personalidades políticas. Según los agentes locales, se vivió «una jornada muy tranquila sin incidentes destacables, al igual que en el resto de días de Feria».

Según el propio Ballesta, la subida de la Virgen fue «desbordante» con gente de todos los pueblos de la Región de Murcia, quienes asistieron a la Romería para acompañar a la que patrona por excelencia de la Comunidad.

De hecho, ante la intensa llegada de fieles desde diferentes puntos de la Región, así como de toda España y el extranjero, el Ayuntamiento multiplicó las medidas de seguridad para que garantizar el bienestar de los asistentes, por lo que se contó con un equipo de 208 policías, 26 radiopatrullas, 32 motocicletas y tres grúas.

Igualmente, según el Centro de Coordinación de Emergencias de la Comunidad, se realizaron en la jornada un total de 87 asistencias, la mayoría de ellas por lipotimias, indisposiciones o mareos y traumatismos o caídas.

Desde el servicio regional se destacó la «eficacia y rapidez» con la que se atendieron a todas las demandas, «a pesar de la dificultad para acceder a ciertas zonas por la aglomeración de gente».

Una Romería sin lluvia

Pese a la advertencia de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) de posibles precipitaciones en la mañana de ayer, la Romería transcurrió con total normalidad y la lluvia dio una tregua a la Virgen para que todos pudieran admirar su paso. Esto provocó que «La Morenica» luciera como nunca su manto rojo bordado en oro, regalo de los Caballeros de la Fuensanta, y cerrara las fiestas de este año iniciando la cuenta atrás para las de 2019.