Astronomía
Ernesto Villar

El asteroide exiliado

Descubren un enigmático cuerpo rocoso muy lejos de su lugar de origen y que guarda las claves de los turbulentos inicios del Sistema Solar

Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto en el cinturón de Kuiper, a las “afueras” del Sistema Solar, un inusual asteroide rico en carbono, al que ha bautizado con el nombre de 2004 EW95. Posiblemente fue lanzado ahí desde un lugar situado a miles de millones de kilómetros, en un cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter.

Este asteroide “exiliado” de su lugar natural, y a tanta distancia de su origen, es el primero de este tipo encontrado en la fría periferia del Sistema Solar, y es considerado por los investigadores como una valiosa “reliquia” del origen de nuestro universo más cercano, ya que solo pudo haberse formado en el interior del Sistema Solar y, desde ahí, expulsado con violencia al borde exterior.

El meteorito ha sido captado por los telescopios del Observatorio Europeo Austral (ESO), cuyos astrónomos celebran un hallazgo que puede confirmar la teoría del origen tormentoso del Sistema Solar.

Los primeros días de nuestro Sistema Solar fueron una época turbulenta. Algunos modelos teóricos de este período predicen que, después de que se formaran los gigantes gaseosos, estos arrasaron el Sistema Solar, expulsando pequeños cuerpos rocosos del interior del Sistema Solar hacia órbitas remotas a grandes distancias del Sol -explican en el ESO-. En particular, estos modelos sugieren que el cinturón de Kuiper —una región fría más allá de la órbita de Neptuno— debe contener una pequeña fracción de cuerpos rocosos del interior del Sistema Solar, tales como asteroides ricos en carbono, denominados asteroides carbonáceos”.

Este descubrimiento permite aportar pruebas de la detección del primer asteroide carbonáceo observado en el cinturón de Kuiper, recuerdan los autores del hallazgo, dirigidos por Tom Seccull, de la Universidad de la Reina de Belfast (Reino Unido),

“Dada la ubicación actual del asteroide, en la helada periferia del Sistema Solar, se deduce que ha sido expulsado hacia su órbita actual por un planeta migratorio en los primeros días del Sistema Solar”, explican

“Si bien ha habido informes anteriores de otros espectros 'atípicos' de objetos del cinturón de Kuiper, ninguno se había confirmado hasta ahora con este nivel de calidad”, comenta Olivier Hainaut, astrónomo de ESO que no forma parte del equipo. “El descubrimiento de un asteroide carbonáceo en el cinturón de Kuiper es una verificación clave para una de las predicciones fundamentales de los modelos dinámicos del Sistema Solar temprano”, añade.