Acoso escolar
R.S.

Cómo prevenir el ciberacoso con tecnología

A través de la web Dialogando, Movistar ofrece a las familias, profesores y a los propios menores los recursos para saber identificar y actuar frente al ciberbullying

«Miles de niños acosan cada día a otros en Internet, muchas veces sin ser conscientes de las consecuencias. Con un simple clic generan un efecto dominó imparable. Está en nuestra mano mostrarles que el ciberacoso se puede, y se debe, parar. No lo fomentes, no lo apoyes, no lo silencies. Si lo sufres, cuéntalo, pide ayuda. Infórmate de cómo utilizar Internet de forma segura y responsable en www.dialogando.com.es». Éste es el mensaje con el que, coincidiendo con el Día Internacional de Internet, Movistar arranca una campaña contra el ciberacoso. A través de la página de Dialogando, la operadora se ha marcado como objetivo ofrecer a familias, profesores y a los propios menores los recursos necesarios para saber prevenir, detectar una situación de riesgo y actuar ante un caso de ciberacoso. Su meta es ofrecer a la sociedad las claves para sacar el máximo provecho de la tecnología haciendo un uso de ella seguro y responsable en todos los ámbitos de la vida: familiar, laboral o escolar y afectivo.

No les faltan motivos. Según los datos del estudio «Yo a eso no juego. Bullying y ciberbullying en la infancia», encargado por Save the Children, el 6,9% de los estudiantes españoles encuestados se considera víctima de ciberacoso y el 9,3% lo es de acoso tradicional. Esto eleva a 82.000 y 111.000 los menores de edad de centros públicos que han sido víctimas de esta lacra. En las redes, uno de cada tres niños y niñas denuncia que ha sido insultado por Internet o por teléfono. Los acosadores, el otro gran problema, son un 5,4% de los encuestados (64.000 alumnos se reconocen como tal).

A través de Dialogando, Movistar trata de proveer tanto a docentes como a padres y escolares de contenidos –entre ellos artículos y diferentes recursos educativos– acerca de numerosas temáticas de actualidad como el móvil al volante, la privacidad en Internet, el ocio digital, la relación de los menores con la tecnología o las nuevas herramientas digitales. Mediante artículos de opinión, reflexiones, resultados de informes y otros textos y contenidos audiovisuales, un comité de expertos discute y analiza las cuestiones que más preocupan hoy a la sociedad, como el ciberacoso, la ciberseguridad, la hiperconexión o la basura electrónica, entre otras. Se trata, aseguran desde la compañía, de que la sociedad española en su conjunto consiga «desenvolverse sin miedos y de manera exitosa como buenos ciudadanos digitales».

Porque tan importante como erradicarlo es saber detectarlo en las aulas, la campaña de Movistar resalta en su web que tanto el bullying como el ciberbullying se basan en la intencionalidad del acosador, el desequilibrio de poder que se produce con la víctima y la recurrencia de las acciones. En este sentido, José Antonio Luengo, psicólogo y profesor que colabora en Dialogando, insiste en que las víctimas de ciberacoso escolar no pueden escapar de las agresiones cuando finalizan la jornada en el centro educativo. «Los ataques les persiguen allá donde tengan acceso a cualquier dispositivo con conexión a Internet. Esto provoca que, después de salir del centro, la víctima pueda seguir siendo insultada y humillada, ya sea en su domicilio, en su propia habitación o durante un evento social o familiar», recuerda Javier Ojeda Melián, trabajador social especializado en atención a la diversidad y salud mental y que también participa en el portal de Movistar.

Para reconocer a una víctima de bullying, el especialista recomienda observar si se producen cambios importantes en el uso de dispositivos con conexión a Internet, si evitan tener contacto con ellos en presencia de sus progenitores, si tienen reacciones bruscas o mal humor tras desconectarse o si frecuentemente responden con rechazo o enfado al preguntarles por sus relaciones a través de Internet. Además, Ojeda asegura que los menores víctimas de acoso dejan de forma habitual de realizar actividades que les gustaban hasta ese momento, muestran miedo u oposición a salir de casa o acudir al centro educativo o manifiestan dolores de estómago o de cabeza que les impiden llevar a cabo su día a día con normalidad.

Con el fin de luchar contra esta lacra y promover el buen uso de las tecnologías digitales, Movistar participa en numerosos grupos de trabajo y colabora con aliados sectoriales y de la sociedad civil (Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado como la Policía Nacional y la Guardia Civil, ONGs y otras asociaciones, gobiernos, proveedores, comunidad educativa, etcétera). Todo ello, con el objetivo de que niños y jóvenes sean conscientes de que Internet es una ventana abierta llena de oportunidades, pero que también es importante saber que existen riesgos que hay que aprender a gestionar.