Mascotas
María Santiago

Encerrado 96 horas para dar voz a los perros

Alfredo Díaz es un educador canino que busca sensibilizar sobre el abandono animal. Para ello retransmite su encierro en una jaula por YouTube

Alfredo Díaz es un educador canino cántabro que se ha puesto en la piel de los más de 100.000 perros que se abandonan cada año en España. Este amante de los animales lleva más de 96 horas protagonizando en la residencia canina Can-Cun en Tibi (Alicante) un encierro voluntario indefinido dentro de una jaula conocida como canil (un habitáculo de dos por dos metros cuadrados destinado a animales abandonados que van llegando a una residencia canina). «Esta idea me surgió en una décima de segundo, cuando hace muchos años visité una perrera municipal. Allí me encontré con un Rottweiler y ví en su mirada cómo me pedía ayuda», señala Díaz, que desde entonces solo busca la manera de dar voz a los perros que padecen estos abandonos.

Así que no dudó en llevar a cabo este proyecto solidario con el objetivo de acabar con el desamparo, concienciar a la sociedad y fomentar la adopción, mostrando así a todo el mundo cómo se siente un can que no tiene más remedio que vivir en una perrera. Además, llevará a cabo la denominada cuarentena de un perro: «el tiempo que trascurre entre el abandono y la recogida de los servicios municipales», señala este educador canino.

En este proceso, el animal tiene que estar totalmente aislado y no puede salir absolutamente para nada de la jaula por motivos sanitarios.

En noviembre de 2016, fue noticia el caso del conocido cómico y activista francés Rémi Gaillard que pasó 82 horas en una perrera. Su misión era recaudar fondos para una protectora y también fomentar la adopción. Su loca idea funcionó y consiguió más de 200.000 euros. Ahora, este cántabro ha querido hacer algo parecido, aunque yendo mucho más lejos:«Quiero intentar aguantar la cuarentena lo máximo posible» señala.

Al cierre de esta edición, lleva cinco días enclaustrado y, aún así, su cometido sigue siendo el mismo: pasar tres semanas dentro de la jaula, viviendo y durmiendo igual que un animal cuando pasan por esas duras circunstancias. Pero no estará sólo, introducirá perros abandonados que pasarán a el canil junto a él donde les tratará, les quitará miedos y traumas. También jugará con ellos y les entrenará. Por su parte, las cuidadoras de la residencia, sus amigos y familiares harán que este proyecto sea menos duro. Durante todo el tiempo que esté dentro, se comportará tal y como hacen los animales que se encuentran encerrados. Sin olvidar que tendrá que dormir en diagonal por la extrema estrechez del espacio que tiene habilitado.

Su día a día, durante los próximas tres semanas, se puede ver en directo las 24 horas en el canal de Youtube «Mundo Animal TV», donde la gente podrá colaborar con el proyecto adoptando a estos perros o realizando donaciones.

Por el momento, ya tiene concertada la visista del Alcalde de Tibi, Juán José Ballester, que irá a conocer en qué condiciones está viviendo Alfredo. En ese momento, este activista español realizará varias propuestas para mejorar la vida de estos animales. Actualmente, hay 17 leyes diferentes en cada Comunidad Autónoma, pero lo que se reclama es «una ley de bienestar animal nacional que englobe y ayude a todos los animales del país por igual», señala el instructor.

Por desgracia, el abandono animal sigue copando los titulares. Pero, ¿por qué tantos perros y gatos acaban cada año en refugios y protectoras? Es normal preguntárselo, más teniendo en cuenta los numerosos beneficios que las mascotas aportan al bienestar físico y mental de las personas. La respuesta a esta pregunta representa el primer paso para planear medidas que ayuden a reducir o erradicar el abandono de los animales.