Sociedad
Belén Tobalina

Los europeos, en contra del cambio de hora

Bruselas debatirá entre hoy y mañana si propone acabar con el horario de verano en la UE.

¿Tiene sentido cambiar la hora? Ésa es la pregunta que se hace la mayoría de personas cada vez que toca adelantar o retrasar el reloj. Ante este debate que se repite en el tiempo, la Comisión Europea lanzó el pasado 4 de julio una consulta pública no vinculante en internet que se cerró el pasado 16 de agosto con el fin de saber qué opinan los europeos. Los resultados hablan por sí solos: más del 80% de los participantes reclamaron al Ejecutivo comunitario terminar con el cambio de hora, tal y como adelantó el periódico alemán «Westfalen Post» y recogida por Ep, aunque los datos oficiales serán presentados esta semana. Es decir, más de tres de cada cuatro ciudadanos europeos se muestra en contra del cambio de hora. Ahora bien, votaron 4,6 millones de personas, frente a los más de 500 millones de ciudadanos que viven en la UE.

Ante tales resultados, «de una escala masiva y sin precedentes», tal y como admitió ayer el portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, Bruselas discutirá entre hoy y mañana viernes si propone en el futuro acabar con el cambio de hora en el bloque comunitario.

Sólo hay dos posibilidades para el Ejecutivo comunitario: mantener el sistema actual sin cambios o abolirlo para toda la Unión Europea, tal y como manifestó en su día uno de los portavoces de la CE.

¿Qué horario sería?

De suprimir el cambio de hora, «el horario que correspondería sería el de quedarnos con el de invierno» que se cambia en la madrugada del 27 al 28 de octubre, explica José Luis Casero, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe). Es decir, cuando a las 03:00 las varillas del reloj se atrasan hasta las 02:00 horas.

Aunque en el caso de España, «lo suyo sería tener el horario que nos corresponde por nuestra situación geográfica que es la misma hora que en Portugal y que en Canarias (es decir, dos horas menos que ahora en verano). Aunque el archipiélago tendría, de cambiarse, dos horas menos que ahora», precisa el presidente de Ahroe. Es decir, anochecería siempre pronto. «Aunque nos encanta el horario de verano, en el día a día, hay que tener en cuenta que no es saludable que los niños vayan al cole de noche ni que aún no haya anochecido cuando es la hora de mandarles a dormir», recuerda el experto.