Comunicación
larazon.es

¿Cómo afecta el RGPD al email marketing? Descubre las principales claves

En los últimos meses la llegada del nuevo Reglamento General de Protección de Datos ha supuesto un auténtico quebradero de cabeza a miles de empresas en todo el país. Esta nueva normativa ha obligado a las empresas a realizar múltiples cambios en el tratamiento que hacen de los datos de los clientes a diferentes niveles y sin duda es algo que afecta también al email marketing.

Y es que en algo tan simple como iniciar sesión en Outlook a través de Outlook.com o en Hotmail los usuarios ya comienzan a ceder datos a las empresas que éstas tienen ahora el deber de administrar respondiendo a unos parámetros legales sobre su utilización. Pero, ¿en qué ámbitos en concreto afecta el RGPD al email marketing? Los siguientes cambios son los más importantes:

Captación de usuarios

Desde la entrada en vigor de este reglamento en mayo de este año, las empresas deben definir una finalidad concreta si desean captar los datos de contacto de usuarios para incluirlos en sus bases de datos. Es decir, deben comunicar al usuario el tratamiento que se va a hacer de los mismos durante el proceso de recogida en formularios y documentos durante el registro, como por ejemplo el envío de comunicaciones comerciales, el envío de la newsletter semanal de un sitio web o similares. Es algo que se aplica tanto para las direcciones de email de personas físicas como las de personas jurídicas o profesionales.

Consentimiento

Los usuarios que se registren en una web tienen que dar ahora el consentimiento explícito si desea recibir comunicaciones a través del email, algo que hasta ahora podían hacer las empresas una vez se registrara el usuario y sin pedir consentimiento alguno. Esto obliga a las empresas a ser más transparentes con sus suscriptores y a explicar con claridad lo que implica la suscripción.

Protección de menores

La protección de los datos de los menores es otra de las novedades que introduce este reglamento. Y es que ahora se exige el consentimiento de alguno de los progenitores del menor si la empresa desea recabar sus datos personales, gustos, aficiones o intereses. Es algo que se aplica especialmente a webs enfocadas a menores como páginas de juegos online o similares y además el lenguaje que utilicen debe ser más comprensible y sencillo.

Doble opt-in

Esta novedad consiste en que el usuario que se registre en una web deberá recibir de forma automática un correo electrónico en el que se le solicite la confirmación de la suscripción. De esta forma se evita registros falsos realizados por terceras personas y que la persona propietaria del correo reciba informaciones y correos no deseados. Es una medida que aumenta la seguridad de los usuarios y que sin duda era muy necesaria incluso antes de ser obligatoria.

Conservación de datos de los usuarios

Ahora las empresas deberán determinar en las cláusulas que vinculan al usuario a una página web el plazo de tiempo en el que usarán los datos recopilados de los usuarios. Y es que aunque no existen medidas detalladas en el nuevo reglamento las empresas deben demostrar que se ha informado a los usuarios de la recopilación, almacenamiento y tratamiento de sus datos personales.

Mayor protección para el consumidor

Este punto es especialmente relevante en el campo del email marketing ya que incide directamente sobre los derechos que tiene un consumidor a llevarse sus datos de una web, suprimir su cuenta o el derecho al olvido. Para ello el destinatario de los emails promocionales o newsletters deben percibir de forma clara en los mismos un enlace para poder darse de baja de forma sencilla. Al igual que se debe facilitar la solicitud para ejercer los derechos mencionados antes.

En este ámbito la ley también obliga a garantizar que los datos del consumidor se encuentran protegidos y custodiados en un entorno seguro.

Como se puede apreciar son muchos los pequeños cambios que las empresas deben implementar para cumplir con el nuevo RGPD. Aunque a corto plazo los cambios son mínimos lo cierto es que a medida que las empresas los vayan implementando se irán consiguiendo campañas más seguras, efectivas y rentables tanto para la empresa como para el usuario con la transparencia como eje central.

Esto permite situar al email marketing como una de las herramientas de marketing más seguras y sobre la que los usuarios pueden decidir qué recibir, con qué frecuencia e incluso darse de baja fácilmente. Un cambio legislativo para proteger al consumidor para el que las empresas deben estar preparadas.