Google
Andreína Laines

Las mayores multas a empresas tecnológicas por abuso de posición de dominio

Las más recientes multas impuestas por la Unión Europea a empresas tecnológicas por abuso de posición de dominio, además de las de Google, fueron las de Qualcomm, Intel y Microsoft.

La Comisión Europea ha multado a Google con 4.340 millones de euros por haber impuesto restricciones a fabricantes de móviles y tabletas que utilizan Android como sistema operativo con el objetivo de garantizar su posición dominante en el mercado de búsquedas en Internet. Esta acción significa también la sanción más alta en la historia de la Unión Europea por abuso de posición de dominio.

La multinacional Google ha anunciado que recurrirá la multa de 4.340 millones de euros que este miércoles le ha impuesto la Comisión Europea por abuso de posición dominante a través Android, al mismo tiempo que ha defendido que su sistema operativo "ha creado más libertad de elección" y "no menos".

Sin embargo no es la primera sanción de esta clase para el gigante de internet. El año pasado, en junio de 2017, Google fue multada por 2 420 millones por favorecer a Google Shopping, su servicio de comparación de precios, que hasta este miércoles era la más alta por un caso de abuso de posición dominante.

Las más recientes multas impuestas por la Unión Europea a empresas tecnológicas por abuso de posición de dominio, además de las de Google, fueron las de Qualcomm, Intel y Microsoft.

En enero de este año, la estadounidense Qualcomm fue multada con 997 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado de los llamados "chipsets" (circuitos integrados auxiliares), al impedir la efectiva competencia en el mercado europeo. Esto, básicamente, por pagar a Apple para que no abastezca a sus rivales.

En el 2009, Intel fue sancionada por ofrecer rebajar a sus clientes para que estos compraran únicamente sus procesadores informáticos y así excluir a su competidor AMD. Al fabricante de microprocesadores se le impuso una multa de 1 060 millones de euros. Esa era la mayor multa impuesta por las autoridades europeas de competencia a una sola empresa hasta la anunciada hoy a Google. Sin embargo, tras un largo proceso judicial, la multa sigue aún en suspenso.

Otro gigante de la tecnología, Microsoft también fue sancionado. La multa fue por 497 millones de euros por rehusarse a proveer documentos a sus competidores para concebir programas compatibles con Windows. Se le acusó además de vincular su lector multimedia Windows Media Player con este sistema para superar a su competencia.