Pornografía
Ernesto Villar

No suba a internet una foto de su hijo con uniforme

Los expertos alertan de que los padres ignoran las consecuencias de compartir imágenes de menores en la red

A partir de este viernes, a muchos les resultará difícil resistir a la tentación de fotografiar a su hjjo o a su hija con el uniforme el primer día de colegio. O con la mochila a estrenar. O con el nuevo libro de Primaria bajo el brazo. Y, ya que estamos, lo subirá a su perfil en redes sociales. Total, a los niños no les va a importar... ¿o sí?

Los expertos advierten de que muchos padres siguen sin ser conscientes de las consecuencias que puede tener compartir imágenes de sus hijos en la red, especialmente en ciertos contextos. Lo que hoy no es más que una foto simpática puede ser, dentro de unos años, una imagen que algunos de ellos no quieren que permanezca en internet, por no hablar del uso malicioso que se puede dar a ese contenido.

Lo primero, el punto de partida. Una encuesta realizada por la compañía de ciberseguridad McAfee ha puesto de manifiesto que el 30% de los padres publica una foto o vídeo de sus hijos al menos una vez al día en sus redes sociales, y un 12% difunde hasta cuatro o más veces por día.

Pero lo más preocupante del estudio, denominado “The Age of Consent” y realizado entre 1.000 padres de Estados Unidos con niños desde 1 mes hasta los 16 años, es que el 71% de ellos afirma ser consciente de que las fotos subidas a plataformas online podrían terminar en manos no deseadas, pese a lo cual sigue publicando el contenido.

Y más aún: el 58% de los encuestados cree que está en el derecho de publicar imágenes sin el consentimiento de su hijo y el 40% de los padres opina que publicar fotografías podría avergonzar a sus hijos, aunque considera que al niño no le importará o que lo superará. La mitad de los preguntados publicaría, además, una foto del menor vistiendo el uniforme escolar.

Según el sondeo, la mayoría de los padres conoce los riesgos que implica compartir estas imágenes en la red, como pueden ser la pedofilia (49%), acoso (48%), secuestro (45%) y el cyberbullying (31%). Muchos de ellos (58%), ni siquiera consideran si su hijo consentiría que su imagen se publicara en la red. De hecho, el 22% de los padres piensa que los menores no deben determinar si su imagen debe ser publicada y un 19% cree que esta decisión siempre debe dejarse en manos de los adultos, según informa McAfee en un comunicado.

Pese a todo, el estudio arroja un dato positivo: la mayoría (70%) solo comparte fotos de los menores en sus cuentas privadas de redes sociales.

Asimismo, solo el 23% de los padres está intranquilo por la preocupación que generaría publicar una foto de sus hijos en la red, y solo el 30% valora la posibilidad de que pudieran sentirse avergonzados, pese a que un estudio de ComRes subraya que más de uno de cada cuatro niños, de entre 10 y 12 años, se sienten avergonzados, preocupados o ansiosos cuando sus padres publican fotos de ellos en Internet.

Desactivar la geolocalización

Para minimizar los efectos que tiene subir a la red estas fotografías, los expertos de esta firma de ciberseguridad recomiendan, entre otras cosas, desactivar la geolocalización, garantizar que no se traspasa el ámbito de los contactos personales o asegurarse de que familiares y amigos dan su consentimiento a la divulgación de imágenes de grupo.

"Publicar fotos y vídeos en las redes sociales es una excelente forma para que los padres compartan lo que sucede en sus vidas, con sus seres queridos”, afirma Francisco Sancho, product partner manager consumer and mobile de McAfee España. “Sin embargo, la encuesta revela que los padres no son conscientes de lo que publican y de cómo esto puede perjudicar a sus hijos. Si las imágenes compartidas caen en manos equivocadas, se puede llegar a sustraer información sensible como la fecha de nacimiento, domicilio, colegio o incluso el nombre completo del niño, lo que podría llevar alcyberbullyingo al robo de identidad”, añade.