Aeronáutica
S.T

Un carné para drones de más de 25 kilos

La Agencia Europea de Seguridad Aérea propone que la futura legislación europea distinga entre aparatos pequeños y pesados

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) ha propuesto que la futura legislación europea sobre drones distinga entre aparatos pequeños y destinados a operaciones sencillas, que no requerirían permiso, y los más pesados y empleados en acciones arriesgadas, que precisarían autorización.

Es la principal conclusión de una «opinión formal» publicada por EASA, que la Comisión Europea considera la base para presentar este año una propuesta legislativa para regular el funcionamiento de los drones en la Unión Europea.

Bajo la legislación actual, la UE solo tiene competencias sobre los drones de 150 kilos, de manera que la regulación sobre los aparatos por debajo de esa masa genera una «fragmentación del mercado interno» cuando los Estados adoptan distintas normas para los aparatos más ligeros.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea aboga por que se establezca una primera categoría «abierta» para los aparatos que pesen menos de 25 kilos y que se empleen para operaciones como fotografía y grabado de vídeos, inspecciones de infraestructura y actividades de ocio sin que el piloto remoto pierda contacto visual con el dron.

En ese supuesto, la EASA considera que bastaría con que los aparatos se vendieran con un folleto explicativo sobre lo que se puede y no se puede hacer con ellos sin poner en riesgo a nadie.

En una segunda categoría, denominada «específica», entrarían los drones que superen los 25 kilos y afectaría, por ejemplo, a los vuelos donde el piloto pierde de vista el aparato o dispositivos que se operen sobre áreas con mucha densidad de población.

En ese caso, el operario tendría que recibir autorización previa de las autoridades competentes.

La propuesta de la EASA «permite un alto nivel de flexibilidad a los Estados miembros» de la Unión Europea para que puedan decidir «las zonas en las que las operaciones con drones deben de estar prohibidas o restringidas», entre otros supuestos.

La agencia, que ha hecho públicas sus recomendaciones tras recabar «miles de comentarios» de particulares, responsables de la industria y autoridades nacionales, desarrollará «escenarios estándar» que servirían para facilitar el acceso a las mencionadas autorizaciones.

El pasado diciembre, los Estados comunitarios y el Parlamento Europeo acordaron revisar las normas de seguridad en la aviación y la Comisión Europea reafirmó su compromiso de aportar una propuesta de regulación para los drones en 2019. EFE