Solidaridad

Save the Children celebra sus cien años con una exposición

Las fotografías recopilan la labor de esta ONG: un siglo de defensa de los derechos de millones de menores por todo el mundo

Exposición de la ONG "Save the Children"
Exposición de la ONG "Save the Children" Arturo Cuenca La Razón

La Primera Guerra Mundial actuó de precedente para muchos activistas comprometidos con las problemáticas internacionales. En concreto, las miles de muertes infantiles que el gobierno británico estaba provocando en Austria fue el punto de partida del origen del movimiento Save the Children, impulsado por Eglantyne Jebb, una profesora británica defensora de los derechos de la infancia cuyo compromiso sigue vivo cien años después a cargo de esta organización sin ánimo de lucro.

Por este motivo, Sevilla acogerá hasta el 15 de diciembre la exposición «La infancia marca. Cien años defendiendo los derechos de los niños y las niñas» en la que se extraen del archivo de la organización veintisiete imágenes que muestran su labor durante este siglo de defensa de la infancia en nuestro país y en otros como Etiopía, Grecia, Líbano, México, Myanmar, Sierra Leona, Somalia o Yemen. Un trabajo que refleja, según Javier Cuenca, director de Save the Children en Andalucía, «los tres grandes retos» en los que se basa la asociación al ejecutar cada una de sus actuaciones: «que los niños no mueran por causas prevenibles, que estén protegidos contra la violencia y que aprendan en una educación de calidad».

Las fotografías, que estarán expuestas en la parte peatonal de la calle San Jacinto, en el barrio sevillano de Triana, pretenden dar a conocer en profundidad a la sociedad el papel que ha tenido Save the Children a lo largo de este centenario en lo relacionado con la protección y defensa de los niños y niñas hasta nuestros días aunque, apuntó, «aún queda mucho por hacer».

Como base fundamental de la exposición «La infancia marca», posee un denominador común que conecta todas las fotografías de la muestra. La positividad, dentro de la dureza de las imágenes, es una de sus características. Para el fotógrafo y comisario de la misma, Pedro Armestre, el carácter amable y esperanzador que poseen todas las fotografías simboliza el trabajo de la organización en cada una de sus misiones porque «al final la organización lo que hace es acompañar, facilitar y abrazar a la infancia de los países más desprotegidos». Por otro lado, entre los objetivos de «La infancia marca», además de poner en valor los cien años de la ONG, la colección busca también provocar un efecto en todo aquel que se detenga a observar cada una de las imágenes. Para Armestre, la exposición tiene que hacer «sentir» a la gente, «porque esas pequeñas aportaciones que se facilitan a la organización provocan la sonrisa de los niños que hay en las fotografías».

Con respecto al origen de las imágenes, al igual que provienen de otros países, hay algunas realizadas en España y una de ellas está tomada en Andalucía, concretamente, en el puerto de Algeciras.

Esta exposición itinerante hace su tercera parada en «el corazón de Triana» fomentando la sensibilización de la sociedad sevillana con respecto a la labor que ejerce esta organización, señaló Encarnación Aguilar, delegada del Distrito Triana.