Moreno pide un pacto de Estado para luchar contra la despoblación

El presidente asegura que la Junta tendrá lista en meses una estrategia para afrontar ese reto

El presidente andaluz, Juanma Moreno, pidió ayer un pacto de Estado «ante los desafíos demográficos y de despoblación» y urgió a aprobar una estrategia nacional que cuente con el acuerdo de las comunidades, la implicación de los agentes locales y la participación del tercer sector.

Moreno, quien inauguró la jornada «El desafío demográfico en Andalucía: escenarios presentes y futuros», defendió que todas las comunidades e instituciones deben «sumar en la misma dirección» porque la despoblación es «un problema de Estado». Así, reclamó una conferencia sectorial sobre demografía y aseguró que el Gobierno regional liderará «un compromiso compartido» de las administraciones públicas «en todos los niveles» con los agentes económicos y sociales.

En ese sentido, el popular avanzó que en los próximos meses el Ejecutivo autonómico quiere «tener lista» una estrategia contra ese «reto demográfico» y que Andalucía pedirá la adhesión al Foro de Regiones Españolas y a la Red Europea de Regiones con Desafío Demográfico.

Entre las medidas necesarias, citó el relevo generacional en el campo, proveer de una red de servicios públicos suficientes a las zonas rurales, fomentar la natalidad con un plan de familia o dar cobertura de banda ancha a «cada rincón», para favorecer el emprendimiento en todos los municipios andaluces.

Según Moreno, la Junta trabaja ya en «conocer la realidad de cada comarca y de cada municipio», analizando la densidad demográfica, las ratios de envejecimiento y natalidad o el aislamiento geográfico y de comunicación que tienen.

Un éxodo rural que no cesa

Mantuvo que en la comunidad este problema no es «tan grave» como en otras, pero sí se empieza a notar que en algunas provincias y municipios del interior hay un «éxodo constante» que comienza a «quebrar la cohesión social y el equilibrio territorial de nuestra tierra». «El éxodo rural no cesa, muchos jóvenes hacen las maletas y la población de los pueblos envejece a marchas forzadas», lamentó el presidente, quien detalló que el fenómeno afecta a las ocho provincias, especialmente a Jaén, Granada y al Norte de Córdoba. Insistió en que Andalucía «quiere liderar el debate público en España» en torno a la «urgencia social, política y económica» que significa la despoblación, ya que es «uno de los grandes asunto de estado que tenemos por delante». La jornada, organizada a través del Instituto Andaluza de Administración Pública y de la Fundación Centro de Estudios Andaluces, trata, entre otras cuestiones, el descenso de la natalidad y el progresivo envejecimiento de la población.