Política

Decretan el reingreso en prisión de los Castañitas

El clan narcotraficante de los hermanos Tejón ve revocada su libertad bajo fianza tras el recurso de la Fiscalía de Área de Algeciras

La Sección de Algeciras de la Audiencia Provincial de Cádiz decretó ayer el reingreso en prisión de los hermanos líderes del Clan de los Castañitas tras el recurso presentado por la Fiscalía al auto del Juzgado de la Línea de la Concepción que dejaba en libertad bajo fianza a los hermanos, aunque uno de ellos permanecía en prisión por otro caso judicial.

Cabe recordar que en su recurso, la Fiscalía argumentó, entre otras cuestiones, que las circunstancias por las que estaban en prisión provisional «siguen vigentes», como son el riesgo de fuga y el riesgo de reiteración delictiva. Además, consideró «irrisoria» la cuantía de la fianza para quienes, según consta acreditado en autos, tienen un patrimonio cercano a los 20 millones de euros. En el recurso, también vio irregularidad en que se hubiera dictado un solo auto para ambos investigados, ya que «cada uno tiene unas circunstancias propias y debe tener abierta su propia pieza de situación personal y para cada uno de ellos debió de dictarse un auto».

Asimismo, recordó la extrema gravedad de los hechos investigados e intervención en los mismos de los hermanos, además de la consolidación como organización criminal.

En cuanto al riesgo de fuga, la Fiscalía hizo referencia a que el 3 de octubre de 2016 se efectuó la entrada y registro en los domicilios de los investigados y las detenciones de todas las personas presuntamente implicadas en la presente causa. En ese instante los hermanos no fueron localizados, permaneciendo huidos de la justicia desde el auto de 11 de octubre de 2016 en el que se acordó las búsqueda y localización. En este sentido, señaló que en una resolución de la propia Audiencia el riesgo de fuga está más que constatado, ya que Francisco Tejón permaneció en búsqueda dos años. Además, la Fiscalía indicó que no se puede comparar la situación de Francisco Tejón con la situación de otros investigados en la mismas causa con el fin de acordar su libertad, ya que estos investigados permanecieron por un largo espacio de tiempo en prisión, mientras el investigado estaba huido de la justicia.

En cuanto al riesgo de reiteración delictiva, la Fiscalía afirmó que dejarles en libertad «supone una invitación a que continúen con su actividad criminal, puesto que se trata de personas a las que no se les conoce medio lícito de vida alguno». «Con la incoación del sumario los hermanos ya saben que las penas que se van a pedir son graves, superiores a los nueve años de prisión. Una razón más para que vuelvan a fugarse», incidió la Fiscalía en su recurso.

A juicio de la Fiscalía, «no se trataba de comparar el momento inicial de la Instrucción con el actual, refiriéndose a argumentos de manual absolutamente estereotipados, sino de comparar qué ha cambiado, si es que ha cambiado algo, desde que la Audiencia dijo que en el caso de estos hermanos se justificaba la prisión provisional pese al tiempo transcurrido y el momento actual».