Aumentan las víctimas mortales en carretera hasta los 196 fallecidos

Andalucía es una de las cinco comunidades donde han crecido los accidentes de tráfico frente al descenso generalizado registrado en 2019

En 2019 se registraron en las carreteras andaluzas 25 accidentes mortales más que el año anterior
En 2019 se registraron en las carreteras andaluzas 25 accidentes mortales más que el año anteriorEFE

Las muertes en accidente de tráfico en las carreteras interurbanas en 2019 bajaron en todas las comunidades autónomas salvo en cinco, entre ellas Andalucía, donde fallecieron 196 personas, 25 más que en 2018.

Son datos del balance de la siniestralidad facilitado ayer por la Dirección General de Tráfico (DGT), que arroja un descenso histórico en la accidentalidad en esas vías, con 1.098 fallecidos a las 24 horas del siniestro, es decir, 90 menos que el año anterior y 805 menos que diez años antes.

Junto a Andalucía, las otras comunidades en las que la siniestralidad vial creció el pasado año fueron Madrid, donde los accidentes de tráfico se cobraron la vida de 90 personas, frente a las 48 de 2018; La Rioja, con diez más; País Vasco (seis más) y Extremadura (dos más).

Mientras, los mayores descensos en términos absolutos correspondieron a la Comunidad Valenciana, donde murieron 99 personas, es decir, 33 menos que en 2018, y Castilla y León, con 98 fallecidos, es decir, 27 menos.

Aunque en Andalucía el último año ha sido especialmente trágicos en las carreteras, con 196 víctimas mortales frente a las 171 de 2018, el balance respecto a hace una decáda refleja una mejora ya que pese al repunto en 2019, los fallecidos en accidente de tráfico el año que acaba de terminar fueron 134 menos que en 2009.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, informó ayer junto al director general de Tráfico, Pere Navarro, del balance de accidentalidad vial del año que acaba de finalizar. Valoró el descenso generalizado de víctimas mortales en un contexto de mayor número de desplazamientos de largo recorrido, de parque de vehículos y de censo de conductores, aunque precisó que las instituciones no pueden estar satisfechas mientras haya algún fallecido.

Grande-Marlaska destacó que el año pasado hubo 37 días en los que no se registraron víctimas mortales en vías interurbanas, y que por ejemplo no se ha contabilizado ningún fallecido en autocar en las carreteras.