Un millón de euros en menús escolares tirados a la basura

El consejero de Educación denuncia que el curso pasado se desperdiciaron trescientos mil menús y plantea que las familias que no avisen tres días antes de que sus hijos no van a ir al colegio paguen el coste del comedor

El curso pasado se tiraron a la basura 330.000 menús de centros educativos que costaron un millón de euros, según ha asegurado este viernes el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda.

Tras presentar la oferta de empleo público en 2020, el consejero ha preguntado “si hay derecho” a tirar esta cantidad de comida a la basura, y ha agregado que para evitar esa práctica, se ha planteado que las familias preavisen cuando sus hijos no vayan a usar el servicio de comedor.

En respuesta a las críticas de algunas asociaciones de padres y madres a la necesidad de un preaviso de tres días, el consejero ha precisado que “es evidente” que eso no afecta a los escolares que estén enfermos y no puedan ir al colegio.

Cuando un escolar esté enfermo lo deberá justificar con un volante médico y no se le cobrará el coste del comedor, ha indicado el consejero de Educación.