Incendio mortal en Torremolinos

El fuego acabó con la vida de un británico de 79 años. En Nerja también fue desalojado un edificio y murió un perro. Los bomberos sofocaron otro fuego en la antigua Cárnicas Molina de Jaén, germen del ‘caso ERE’

Muere un hombre de 79 años en un incendio en un apartamento de Torremolinos
Un operador de cámara graba imágenes de la puerta precintada por la Policía Nacional del domicilio donde falleció un hombre de 79 años a consecuencia de un incendio en su vivienda, este sábado en Torremolinos. EFE/Jorge ZapataJORGE ZAPATAEFE

En las últimas semanas se vienen sucediendo casos de fallecimientos de ciudadanos británicos por diversas circunstancias en la Costa del Sol. Un ciudadano británico de 79 años falleció ayer en un incendio registrado en una vivienda de la localidad malagueña de Torremolinos, según informaron fuentes municipales y del servicio Emergencias 112 Andalucía. Varios vecinos alertaron a las 9:45 horas de este sábado de la existencia de humo en un apartamento de un edificio de diez plantas situado en la avenida de Benalmádena del citado municipio, por lo que el 112 movilizó a los Bomberos de Torremolinos, Policía Local, servicios sanitarios y Policía Nacional. Los Bomberos encontraron el cuerpo sin vida del hombre en el interior de la vivienda, donde todo apunta a que el hombre falleció asfixiado a consecuencia de la inhalación de humo, según señalaron fuentes municipales, que añadieron que la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación. Por otro lado, los Bomberos tuvieron que intervenir en la extinción de otro incendio en la calle Ferrandis de la localidad de Nerja, que motivó el desalojo preventivo de un edificio de cinco plantas. El fuego, que se declaró a las 8:30 también de ayer, se originó en el salón de la vivienda y, aunque no se registraron daños personales, falleció un perro y se registraron importantes desperfectos en el domicilio. Los vecinos que fueron desalojados del inmueble pudieron regresar a sus viviendas tras quedar sofocado el siniestro. El tercer suceso relacionado con el fuego en la comunidad se registró ayer en las instalaciones de la antigua Cárnicas Molina en Jaén, germen del «caso ERE», y afectó a varias naves de este complejo. Los trabajos para sofocar el fuego se realizaron «con extrema precaución dado el estado de las instalaciones» y se centraron en extinguir las llamas de zonas que estaban recubiertas «con materiales aislantes que son altamente inflamables», explicó el Consistorio.