Hacienda incorpora peritos para tasar la compraventa de pisos ante el fraude

La Agencia Tributaria prepara novedades como la ejecución de embargos, la domiciliación de pagos y borradores de autoliquidación

La Agencia Tributaria de Andalucía está en pleno proceso de reorganización
La Agencia Tributaria de Andalucía está en pleno proceso de reorganización

La Agencia Tributaria de Andalucía, que se encarga de recaudar los impuestos cedidos y propios –principalmente el de transmisiones patrimoniales y el de sucesiones–, ultima un plan de lucha contra el fraude que incluye incorpora un grupo de peritos (funcionarios interinos) para tasar, mediante visita, los inmuebles objeto de compraventa. Se trata de evitar el fraude más frecuente en la tributación del impuesto de transmisiones patrimoniales, consistente en declarar por un valor inferior del inmueble. No obstante, en el caso de comprar un piso previa contratación de un préstamo hipotecario, las tasaciones de los bancos son válidas para la Agencia Tributaria cuyo director, Domingo Moreno, recuerda que además existe un servicio «poco conocido» en el que cualquier ciudadano, antes de comprar una vivienda, puede solicitar que le informe del valor por el que tendrá que tributar.

El año pasado, la Junta recaudó por este impuesto 961,4 millones hasta noviembre, un 5,26% menos que en 2018, si bien aún no se dispone del desglose de qué parte fue recaudado por la liquidación voluntariamente de los contribuyentes y cuál fruto de la persecución del fraude. En el caso del impuesto de sucesiones y donaciones, la recaudación fue de 215,5 millones, un 18,12% menos tras la entrada en vigor de su bonificación al 99%, una de las primeras medidas del nuevo Gobierno andaluz de PP y Cs.

El director de la Agencia Tributaria de Andalucía destacó que la misma está en pleno proceso de reorganización y tiene previsto incorporar varias novedades. Por un lado, asumirá la recaudación directa de los embargos de cuentas corrientes y nóminas, que antes ordenaba pero ejecutaba la Agencia estatal con las Diputaciones. Además prepara un borrador para la autoliquidación del impuesto de transmisiones patrimoniales, que se rellenará con la información de los notarios para que el contribuyente sólo tenga que confirmarlo (como en la Renta). Y, por primera vez, será posible domiciliar el pago de los impuestos que gestiona la comunidad al tiempo que se abonará tras presentar la autoliquidación y no de forma previa.

Este organismo, dependiente de la Consejería de Hacienda, quiere impulsar la digitalización de los trámites, para aumentar la presentación telemática de las autoliquidaciones de estos tributos que ahora ronda el 50%, por encima de la media nacional pero por debajo de comunidades donde ya el 80% de los contribuyentes presenta su liquidación online.

Precisamente, relacionado con esto, la Agencia Tributaria de Andalucía ha revisado el convenio de su contrato con los registradores de la propiedad, no sin tensión con el colectivo. A partir de ahora, cobrarán no en función de las transmisiones patrimoniales que se hayan hecho en el territorio de su oficina sino por aquellas en las que hayan intervenido, sin ser remunerados si el contribuyente lo ha presentado todo por vía telemática. A partir de ahora, una parte de sus honorarios será fija pero otra por objetivos, incluyen las liquidaciones realizadas pero también las citas para información y asesoramiento al ciudadano que habiliten (so finalmente el usuario no acude, cobrarán de todas formas). El nuevo convenio ha sido polémico porque resta competencias a las oficinas de los registradores ya que de las 91 que colaboran con la Agencia Tributaria, sólo en 24 se harán comprobaciones de autoliquidaciones, si bien los contribuyentes afectados podrán subsanar los fallos detectados en cualquier oficina.