Piden al Gobierno que reconsidere subproyectos de gas en Doñana

WWF ve «un triunfo indudable» para la conservación del espacio protegido el fallo del TSJA que avala el rechazo de la Junta a la autorización del plan conjunto

Las provincias de Huelva y Sevilla comparten el espacio natural protegido de Doñana
Las provincias de Huelva y Sevilla comparten el espacio natural protegido de Doñana

Llevan meses defendiendo que avanzar con el «maproyecto» gasístico que pendía sobre Doñana era hacerlo por un desfiladero y ahora WWF reclama al Gobierno de España que «retire la consideración de interés estratégico» a varios subplanes y «apueste» por «las energías renovables». Lo hace después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) haya desestimado el recursos contencioso-administrativo interpuesto por la empresa Petroleum Oil & Gas España contra las resoluciones administrativas de la Junta que supusieron el rechazo a conceder la Autorización Ambiental Unificada (AAU) del proyecto conjunto de «Marismas Oriental» que afectaba al subsuelo del espacio natural protegido.

El Alto Tribunal autonómico ha avalado la actuación del anterior Gobierno regional y deja claro, vía sentencia, que «no cabe apreciar invasión competencial alguna por parte de la comunidad», como había argumentado entre otras cuestiones, la recurrente. Apoya su afirmación en que la normativa y la jurisprudencia que la interpreta «justifican plenamente» el desempeño de «sus responsabilidades en este caso en materia de gestión del Parque Nacional de Doñana, y su efectivo ejercicio con arreglo al pertinente instrumento preventivo de control ambiental, en este caso la AAU». El fallo puede ser recurrido aún al Tribunal Supremo, pero desde WWF recordaron que el TSJA se ha sumado a los pronunciamientos «de organismos internacionales como la Unesco o el Parlamento Europeo» en contra de los almacenes de gas de la mercantil propietaria de Petroleum Oil & Gas España. Se han opuesto además «el Congreso de los Diputados, el Parlamento de Andalucía o los defensores del pueblo español y regional», junto a organizaciones ecologistas y sociales. Los conservacionistas celebran la decisión del TSJA como «un triunfo indudable en la lucha por conservar Doñana».