Andalucía

Salud mantendrá la subasta de fármacos que recurrió Rajoy ampliando la concurrencia

El consejero Jesús Aguirre anuncia que cambiará el modelo para “abrir el abanico” de las empresas que se presenten

La Junta mantendrá el actual modelo autonómico de subasta de medicamentos, que implantó el PSOE y recurrió sin éxito el Gobierno central de Mariano Rajoy al Constitucional, aunque con cambios para «abrir el abanico» de las empresas que concurran.

Pese a que el nuevo Gobierno de PP y Cs anunció la supresión de la subasta de medicamente, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, afirmó ayer que o mantendrá con el objetivo de garantizar «la sostenibilidad económica del sistema sanitario público andaluz» si bien solucionando los problemas de «desabastecimiento y libertad de prescripción y de acceso al medicamento».

Aguirre, que como senador del PP fue ponente de la actual Ley de Sanidad, pronosticó que cualquier modificación de este texto legal que impulsase el nuevo Ejecutivo central de PSOE y Podemos para extender la subasta de fármacos a todo el país requerirá un plazo no inferior a un año y medio, por lo que la Junta implantará antes su nuevo modelo, una vez se agoten los plazos de concesión del sistema vigente.

Defendió que el nuevo sistema de subasta favorezca la concurrencia de más actores y prime a las farmacéuticas de mayor aportación al PIB o radicadas en Andalucía, pero conjugando estos criterios con la sostenibilidad financiera de la sanidad pública.

«No sabemos las propuestas del nuevo Gobierno central, pero podemos mantener un modelo diferenciado de Andalucía, que sirva de contrapunto» alegó.

Por otra parte, responsables de la consejería presentaron ayer a los sindicatos representados en la Mesa Sectorial de Sanidad la propuesta de la Oferta de Empleo Público para 2020, con un total de 3.510 plazas para todas las categorías, lo que supone cubrir la tasa de reposición más un 5% extra al tratarse de un sector prioritario. Desde Satse, UGT y CCOO valoraron la propuesta si bien mostraron cautela hasta conocer el número de vacantes ocupadas por interinos y por eventuales estructurales. A final de mes habrá una reunión para concretar las plazas de promoción interna. Además, reclamaron agilidad en la resolución de las convocatorias. Y

CC OO criticó la «incertidumbre» de los profesionales cuyo contrato acaba el 31 de enero y a 15 días no saben aún si serán renovados.