María Gámez: “Una política curtida en la Administración”

La socialista María Gámez
La socialista María Gámeza

La menor de once hermanos, María Gámez siempre se ha jactado de ser hija de un farero, cuya profesión hizo que naciera en la localidad gaditana de Sanlúcar de Barrameda en 1969, si bien pronto la familia se instalaría en Málaga, donde estudiaría en un colegio de monjas para luego licenciarse en Derecho. Sería un benefactor anónimo quien tuvo a bien costear sus estudios universitarios tras los cuales se preparó y sacó oposiciones como funcionaria de carrera del Cuerpo Superior de Administradores Generales de la Junta de Andalucía. Pero su afán de estudio no acabó ahí y completó su formación con cursos de alta dirección de instituciones sociales, alta dirección de empresa y el título de experto universitario en derecho constitucional sanitario.

Trabajó como asesora del Defensor del Pueblo Andaluz y posteriormente desempeñó diferentes funciones en la delegación provincial de la Consejería de Agricultura, además de en las delegaciones provinciales de Asuntos Sociales, Turismo y Salud. Su incursión en la vida política llegó en el año 2004 cuando fue nombrada delegada provincial de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, coincidiendo con su afiliación al PSOE.

Cuatro años después, fue nombrada delegada del Gobierno andaluz en Málaga. Desde ese cargo, saltaría a la política municipal para presentarse como candidata a la Alcaldía de Málaga. Tras dos intentos fallidos de asaltar la Casona del Parque ante un imbatible Paco de la Torre, en las convocatorias electorales de 2001 y 2015, decide retirarse temporalmente de la política. Regresaría a su puesto como funcionaria, en el que pudo disfrutar de más tiempo libre para compartir con su marido y sus tres hijos. Pero, su apoyo en tiempos bajos a Pedro Sánchez, tuvo su recompensa y fue nombrada subdelegada del Gobierno en Málaga, siendo la primera mujer que ostenga ese cargo desde el verano de 2019, y que ahora ha de abandonar para dar el salto a Madrid.