Manuel Chaves recurrirá su condena en los ERE al considerar que se vulneró su derecho a la “presunción de inocencia”

El ex presidente andaluz argumenta que no hubo “un proceso con todas las garantías” y se queja del “error en la apreciación de la prueba”

El ex presidente del Gobierno autonómico de Andalucía Manuel Chaves
El ex presidente del Gobierno autonómico de Andalucía Manuel ChavesManuel Olmedo

El ex presidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves recurrirá la sentencia de la pieza política de los ERE al entender que se ha vulnerado su derecho a la presunción de inocencia y que el fallo no es “ajustado a Derecho”, según consta en el Procedimiento Abreviado 1965/2017 al que accedió LA RAZÓN. La defensa del ex dirigente andaluz anuncia la preparación de un recurso de casación contra la sentencia.

El letrado de Chaves argumenta entre otros motivos para recurrir la “vulneración del derecho a la presunción de inocencia”; “a un proceso con todas las garantías”; y “a la tutela judicial efectiva y sin indefensión”. Asimismo, alega “error en la apreciación de la prueba”, citando hasta 31 documentos para sustentarlo. Chaves también se queja de “la aplicación indebida” del Código Penal “respecto al delito de prevaricación”.

En el fallo de la Audiencia de Sevilla Manuel Chaves quedaba en la cúspide: “La decisión de dar estas ayudas no partía de la Consejería de Empleo, sino que era una decisión del gobierno en su conjunto”. “Resulta lógico que cualquier variación en el sistema de concesión de estas ayudas, habida cuenta que afectaba a más de una consejería, tuviera que pasar por la decisión final de su superior jerárquico, es decir, el presidente de la Junta de Andalucía”, concluía.

El ex presidente de la Junta Manuel Chaves fue condenado a 9 años de inhabilitación especial. A Chaves se le condenó por un delito continuado de prevaricación. La Fiscalía pedía 10 años de inhabilitación para empleo o cargo público. Pese a ello, la Fiscalía Anticorrupción decidió no recurrir al Tribunal Supremo (TS) la sentencia de la pieza política del caso de los ERE, que condenó el pasado 19 de noviembre a 19 de los 21 ex altos cargos de la Junta enjuiciados.