Turismo en el interior de Andalucía

La comunidad ocupa las primeras posiciones en el ranking nacional en cuanto a recepción de turistas que eligen destinos rurales

Vista de la Sierra de Grazalema
Vista de la Sierra de GrazalemaManuel OlmedoLa Razón

Andalucía se ha convertido en los últimos años en uno de los destinos turísticos más completos del mundo. La pluralidad y complementariedad de su oferta turística, su clima, sus comunicaciones e infraestructuras hoteleras y la hospitalidad de su gente, han hecho de la comunidad uno de los destinos mejor situados en las preferencias de turistas de todo tipo a la hora de elegir el lugar de sus vacaciones.

La comunidad ocupa una de las primeras posiciones en el ranking nacional en cuanto a recepción de turistas de interior. El interés por esta práctica de ocio ha crecido de forma espectacular, ya sea como motivo único que justifique el viaje o como complemento de otras actividades.

Además, más del 18 por ciento del territorio andaluz está protegido. La diversidad, extensión y riqueza medioambiental de los territorios es impresionante. En Andalucía se encuentran las cumbres más altas de la Península Ibérica en Sierra Nevada, extensos humedales como las Marismas del Guadalquivir, espesos bosques mediterráneos como el del Parque Natural Sierra de Cazorla, Segura y las Villas o desiertos volcánicos y tramos de costa sin habitar, como el Parque Natural de Cabo de Gata.

Por ello, el territorio andaluz ostenta una oferta de interior única en España. Pocos destinos pueden ofrecer más alicientes para potenciar un segmento que cada año crece exponencialmente. Tradiciones, cultura, historia, paisajes, clima, gastronomía y una amplia red de establecimientos rurales son algunos de los atractivos de esta oferta.Viejas minas, poblados mineros, antiguas vías de ferrocarril convertidas en vías verdes, haciendas o cortijos históricos que se convierten en establecimientos hoteleros, como los molinos harineros o viejas almazaras, ponen en contacto al turista con el pasado, pero adaptando las instalaciones a las necesidades actuales.

Varias son las rutas o comarcas donde encontrar este tipo de turismo: desde el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, al de Sierra Nevada, con una oferta de enorme calidad en los pueblos de la Alpujarra granadina y almeriense. La sierra de Huelva, por Aracena, Cortegana, Fuente Heridos y Aroche, es única, como Sierra Morena en Córdoba o la Sierra Norte de Sevilla. Y si en las tierras áridas de Almería, por la comarca de Los Vélez, Sierra María y Gádor, con la de Alhamilla, hay lugares que asombran a los visitantes, no lo son menos las sierras más húmedas, por tierras de Los Alcornocales, Grazalema y la Almoráima, en Cádiz.

En definitiva, la oferta turística en el interior de Andalucía resulta innumerable y se convierte en el mejor destino de vacaciones y de escapadas tanto en esta época como en el resto del año. Este contenido se ofrece en colaboración con la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.