La Junta amplía el plazo de inscripción para la Bolsa Única Común hasta el próximo 7 de febrero

El número de inscritos es ya de 150.000 personas

La Bolsa Única Común de la Junta registra más de 43.000 solicitudes en algo más de diez días
Una mujer visita la página web de la Bolsa Única Común de la Junta de Andalucía JUNTA DE ANDALUCÍA

La Comisión de Convenio del Personal Laboral del VI Convenio de la Junta de Andalucía ha acordado la ampliación del plazo para inscribirse en la Bolsa Única Común hasta el próximo 7 de febrero.

El acuerdo, adoptado por unanimidad, atiende una petición formulada por organizaciones sindicales. La bolsa única común de contratación de personal laboral temporal por categorías profesionales, en el ámbito de aplicación del VI Convenio Colectivo de la Junta de Andalucía, ha tenido una gran acogida desde su puesta en marcha el pasado 2 de enero. En principio, el plazo expiraba el 30 de enero, pero la gran acogida de esta iniciativa ha aconsejado que se prorrogue una semana más para compensar pequeñas incidencias que se han producido en este periodo debido a la multitud de solicitudes registradas. En este sentido, a fecha de hoy viernes 24 de enero, existen más de 150.000 inscripciones.

Una vez que el Consejo de Gobierno dio luz verde el pasado diciembre a la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior para la implantación del proceso de selección de personal laboral temporal mediante una bolsa única común, ésta se realiza de forma telemática, con los que se logra mayor eficacia, agilidad y transparencia en el proceso de selección. Además, se da cumplimiento al acuerdo sindical alcanzado en la comisión negociadora. Así, en la nueva Bolsa Única se despliegan un total de 41 categorías divididas en 5 grupos:

  • Grupo I: médico, pedagogo, psicólogo y técnico en Ciencias de la Información.
  • Grupo II: diplomado en Trabajo Social y Enfermería, educador, educador de Centros Sociales, educador infantil, fisioterapeuta y monitor ocupacional.
  • Grupo III: analista de laboratorio, conductor o mecánico, corrector, dirección de cocina, encargado de almacén, jefe de servicios técnicos y mantenimiento, monitor escolar, oficial primera oficios, personal de interpretación e información, personal de operador de protección civil y telecomunicaciones, personal técnico de servicios en centros, personal técnico en integración social, personal técnico en integración sociocultural, técnico superior en educación infantil y personal técnico en interpretación de lengua de signos.
  • Grupo IV: auxiliar de autopsia, auxiliar de cocina, auxiliar de enfermería, auxiliar de instituciones culturales, auxiliar de laboratorio, auxiliar de servicio en centros, conductor, monitor de deportes y oficial segunda de oficios.
  • Grupo V: auxiliar sanitario, personal de limpieza y alojamiento, personal asistente en restauración, personal de oficios y personal de servicios generales.

Los requisitos exigidos para formar parte de la bolsa única en las diferentes categorías profesionales pasan por tener la nacionalidad española o de algunos estados a los que se refieren en el Estatuto Básico del Empleado Público, además de extranjeros con residencia legal en España; haber cumplido 16 años y no haber alcanzado la edad de jubilación; poseer la titulación académica, certificado de profesionalidad, experiencia profesional o formación laboral que se indica para cada categoría profesional; poseer la capacidad funcional para desempeñar las tareas correspondientes y no haber sido separado mediante expediente disciplinario del servicio de cualquiera de las administraciones públicas, ni hallarse inhabilitado para el ejercicio de la función pública.

La inscripción en la bolsa única se realiza de forma telemática a través de la web del empleado de la Junta de Andalucía, desde fuera de la red corporativa de la Junta de Andalucía, con certificado digital. El formulario debe ir acompañado del título académico oficial, certificado de profesionalidad o documento acreditativo de la formación académica o laboral, más la documentación acreditativa de los méritos autobaremados.

En ese sentido, la bolsa única reserva un cupo no inferior al 10% de las contrataciones temporales a ser cubiertas por personas con discapacidad: un porcentaje específico del 2% para personas con discapacidad intelectual y un 1% para personas con enfermedad mental que acrediten un grado de discapacidad igual o superior al 33%. Además, en el formulario el aspirante puede elegir las provincias o los municipios en los que desea desempeñar sus servicios, así como el tipo de oferta en el que el aspirante podrá participar de forma simultánea siempre que reúna los requisitos exigidos para cada una de ellas.

Todo ello, supone una variación de 72 puestos de trabajo de diferentes categorías, de los cuales se crean 7 en cada una de las delegaciones del Gobierno (56 puestos) y el resto (16 puestos) en servicios centrales.

El coste económico de la modificación de la RTP supone 2,25 millones de euros que sumando los gastos de Seguridad Social ascienden a 2,93 millones de euros. Para hacer frente a este gasto, el Consejo de Gobierno aprobó destinar una cuantía de 3 millones de euros.

Este importe se considera no solo justificado, sino absolutamente necesario para cumplir con una obligación derivada del VI Convenio Colectivo, atender una demanda unánime de las organizaciones sindicales y de todos los órganos gestores de personal, así como para garantizar la correcta prestación de un servicio público que en la mayoría de los casos tiene funciones de atención directa a los ciudadanos.

VENTAJAS DE LA BOLSA ÚNICA

Como ejemplo de la ventaja de esta bolsa única común, cabe citar la cobertura temporal de un puesto de cocinero en un centro escolar, que actualmente llega a dilatarse en el tiempo hasta un periodo que puede alcanzar hasta tres o cuatro semanas, con el déficit en la prestación del servicio público que ello conlleva.

Con el nuevo modelo se pretende garantizar que la tramitación de dicha contratación temporal no excederá de una semana una vez publicada la relación definitiva de personas que integrarán la bolsa. Además de los centros docentes, también se incluirán a otros ámbitos como son las residencias de mayores, los centros de menores, los centros de atención a la mujer, las residencias de tiempo libre, el Patronato de la Alhambra y Generalife o todos los museos, bibliotecas y conjuntos arqueológicos, entre otros.

Sometida la oferta a convocatoria pública la participación de candidatos que se beneficiarán del nuevo sistema ha sido masiva. Se crea así una estructura en cada una de las provincias, ya que la tarea no solo consiste en la generación de la bolsa, baremando los documentos que cada aspirante aporte al proceso, sino en una labor permanente de actualización de sus componentes y, sobre todo, de gestión diaria de la bolsa, tramitando las peticiones de contratación temporal que cada Consejería, cada Agencia y cada Delegación Territorial presenten.