Detienen a una mujer que conducía en sentido contrario y huyó tras provocar un accidente en Granada

La Guardia Civil le atribuye un delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria y desprecio a la vida de las personas

Granada.- Sucesos.- Investigado un individuo que provocó intencionadamente el accidente de un vehículo en la A-44
Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil GUARDIA CIVIL

Una mujer de 28 años ha sido detenida en Padul (Granada) por circular en sentido contrario y causar un accidente en el que casi atropella a varios peatones, tras lo cual huyó.

La Guardia Civil le atribuye un delito contra la seguridad del tráfico por conducción temeraria con accidente de circulación y con desprecio a la vida de las personas, ha informado al instituto armado en un comunicado.

La detención ha sido posible gracias a los restos del coche, en concreto la carcasa de uno de los espejos retrovisores, que los guardias civiles encontraron en el lugar del accidente durante la inspección ocular.

El accidente se produjo durante la madrugada del pasado 7 de diciembre en la Avenida de Andalucía de Padul, según la Guardia Civil, que recibió la llamada de varias personas alertando de que un vehículo que circulaba a gran velocidad por el carril contrario casi los atropella, se había estrellado contra otro coche que estaba estacionado junto a ellos y había huido después.

El lugar donde se produjo el accidente es un tramo curvo y debido a la alta velocidad a la que circulaba, el vehículo se salió por el margen derecho e impactó contra otro coche que sufrió graves daños materiales.

Además, los peatones que en ese momento estaban en la puerta de un establecimiento de hostelería tuvieron que saltar para evitar ser atropellados.

Tras el hallazgo de la carcasa del coche, la Guardia Civil averiguó que pertenecía a un turismo matriculado en 2019 y quién era su propietaria.

Esta mujer fue sorprendida por la Guardia Civil cuando aparcaba su coche en la entrada al concesionario, momento en el que los agentes comprobaron que el vehículo tenía daños en la aleta derecha por raspado y que le faltaba la carcasa al espejo retrovisor derecho.