El abogado del SAT admite que hubo “hurto” pero no robo con violencia en el supermercado de Écija

La Fiscalía y las acusaciones particulares han ratificado su petición de imponer un año y medio de cárcel a los cinco procesados

La defensa de los cinco miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) acusados de robar varios carros de la compra en un supermercado de Écija (Sevilla) el 7 de agosto de 2012 ha solicitado a la jueza que considere los hechos como “hurto” y no como robo con violencia.

El Juzgado de lo Penal 2 de Sevilla ha dejado hoy visto para sentencia el juicio contra cinco de los veinte sindicalistas acusados inicialmente, ya que los otros quince alcanzaron el miércoles un acuerdo por el que serán condenados a medio año de prisión, que será sustituido por multas de 720 euros, por un delito de robo con violencia.

Según han informado fuentes del caso, la Fiscalía y las acusaciones particulares han ratificado su petición de imponer un año y medio de cárcel a los cinco procesados.

Durante la última sesión del juicio, la representante del Ministerio Público ha asegurado que su calificación del delito “ya es lo suficientemente benévola”.

El abogado de los encausados, entre quienes figura Óscar Reina, portavoz nacional del SAT, ha recordado en su informe que el “líder” de aquella acción “reivindicativa”, el exdiputado de IU por Sevilla Manuel Rodríguez, pidió a los participantes que “nadie forcejeara con la Policía o la Guardia Civil” si las autoridades les prohibían la entrada en el Mercadona que nadie “sacara los carros con los alimentos si los empleados dicen que no se puede”.

“El plan era ese, pero dentro se produce el caos después de que el señor que precisamente dijo que no pasaba nada hiciese algo totalmente distinto de repente”, ha referido el letrado de la defensa, David Rodríguez, quien ha insistido en que “los dirigentes que decían que no iba a pasar nada convierten aquello en otra cosa”.

En este sentido, la policía nacional que identificó a los autores de los hechos basándose en las imágenes aportadas por varias cadenas y el propio supermercado ha confirmado que Rodríguez realizó ese discurso antes de entrar en el local, “aunque luego es uno de los que sacan carros”.

La defensa también ha argumentado que los sindicalistas “no tocan a ningún empleado” del establecimiento y que el objetivo de la acción “no era su beneficio patrimonial”, sino la entrega de alimentos a una corrala de Sevilla.

Reina y otros tres acusados se negaron a comparecer ante la jueza porque se declaran insumisos judiciales.

Entre los quince encausados que aceptaron el acuerdo, basado en la aplicación de las atenuantes de reparación del daño y dilaciones indebidas, están Andrés Bódalo, exconcejal de Jaén en Común y candidato número 1 de Podemos al Congreso de los Diputados por esa provincia en las elecciones de 2015, que disfruta del tercer grado penitenciario tras ser condenado a tres años y medio por agredir a un edil de Jódar (Jaén); o Francisco Molero, que está cumpliendo una pena de cinco años por la acción Rodea el Congreso.

Otros militantes del SAT incluidos en la conformidad son el propio Manuel Rodríguez; José Caballero, secretario de Organización; o Antonio Nogales (IU), alcalde de Pedrera (Sevilla).