Publicidad
Publicidad
Andalucía

El juez reabre el “caso Marta del Castillo”

Encarga a la Policía comprobar la “veracidad” de las pruebas y si pudiera “esclarecerse el lugar en que se encuentre el cuerpo o la posible participación en su muerte de terceras personas que hasta la fecha no estuviesen enjuiciadas”

El juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Álvaro Martín, el mismo que procesó a Chaves y Griñán, ha ordenado a la Policía Nacional que investigue los nuevos indicios aportados por la familia de Marta del Castillo acerca del posible móvil del asesinato de la joven sevillana en 2009. Los nuevos indicios vendrían a dar veracidad a la séptima versión del crimen ofrecida por Miguel Carcaño, en la que apuntaba a su hermano Francisco Javier Delgado como autor del asesinato para intentar ocultar un delito de estaba y falsedad en la hipoteca para su vivienda de la calle León XIII de Sevilla. El juez encarga a la Policía comprobar la “veracidad” de las pruebas y si pudiera “esclarecerse el lugar en que se encuentre el cuerpo de Marta del Castillo o la posible participación en su muerte de terceras personas que hasta la fecha no estuviesen enjuiciadas”.

Publicidad

Según el auto de reapertura, al que accedió LA RAZÓN, se acuerda “la comprobación” de las pruebas para ver “la veracidad” que pudiesen tener y si conducen al paradero de Marta del Castillo. La familia solicitó la declaración de Miguel Carcaño, su hermano, el padre de la víctima y del supuesto infiltrado en la familia de “El Cuco”. Se reabre la causa judicial archivada en 2013 contra Francisco Javier Delgado, quien siempre ha defendido que su hermano lo acusa por venganza por no visitarlo en la cárcel.

Antonio del Castillo apuntó a nuevas informaciones aportadas por Carcaño en su vista a la cárcel de Herrera de la Mancha en febrero de 2017. «Mirad los papeles de la hipoteca», le señaló. Así, han descubierto la posible falsificación de documentos como «nóminas, vida laboral o declaraciones de la renta» para conseguir una hipoteca de 108.000 euros a nombre de Carcaño con empleos falsos de camarero en el bar «El Menos dos grados» de La Rinconada.

«No sé dónde está el cuerpo. Pregúntale a mi hermano», le dijo también el condenado a 21 años de prisión al padre de la joven, según adelantó este diario entonces. Carcaño insistió en que el responsable de todo es su hermano, que pudo volver a mover el cadáver a otro sitio y que «el Cuco» estuvo con ellos. Carcaño se mantuvo, en parte, en la séptima versión del crimen, en la que habló de un paraje de La Rinconada –la finca Majaloba, también rastreada– como lugar donde fue enterrado el cuerpo. En 2013, Carcaño ya acompañó incluso a los agentes para apuntar el lugar exacto del paradero. Esta versión sostenía que Marta medió aquella noche, sobre las 22:00 del 24 de enero de 2009, en una discusión por haberse gastado el dinero de la hipoteca y Francisco Javier le habría propinado un golpe con una pistola a la que tenía acceso como vigilante de seguridad. También se buscó en otra finca de La Rinconada y en Camas, pero el cuerpo nunca apareció. El hermano atribuyó este relato a «una venganza».

La pelea mortal en la que habría mediado Marta, según esta versión de los hechos, se produjo porque «se iba a producir un delito que podría llevar a los dos a la cárcel». Para el padre de Marta, «Javier Delgado tiene la clave de dónde está el cuerpo». «Le di crédito en el momento en que Miguel Carcaño se lo cuenta a la Policía. Lo que pasa es que falta lo que está saliendo ahora porque, claro, como Miguel mintió tantas veces, pues ya el juez no le daba valor», dijo la madre de Marta a «Espejo Público» apuntando al hermano de Carcaño. «Para nosotros siempre fue sospechoso, cuando menos pensamos que ayudó a su hermano a deshacerse del cadáver, pero a medida que te vas enterando de cosas te cuadra muchísima más que fuera él; porque si fue un golpe fortuito, por qué mi hija no aparece. Yo creo que no aparece porque tiene esos cinco culatazos en la cabeza».