Moreno defiende que el espíritu del 28F sigue más “vivo que nunca” frente a quienes pretenden quebrar la igualdad

El presidente de la Junta ha manifestado la posición contraria del Gobierno andaluz a la mesa de negociación entre el Estado y Cataluña

Thumbnail

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP-A), ha querido dejar claro hoy que el espíritu del 28 de febrero de 1980, cuando se celebró el referéndum por la autonomía, sigue “más vivo que nunca”, sobre todo, en unos momentos en los que algunos pretenden “quebrar” el principio de igualdad de todos los españoles y con un Gobierno central haciendo “cesiones” a los independentistas. Para Moreno, se pondrá “liquidar” el espíritu de transición, pero lo que no se va a poder apagar nunca es “la voz y fuerza de Andalucía”, y ha querido dejar claro que esta tierra “no va a renunciar a ninguna vía”, ni a la política ni a la judicial ni a la social, para defender la igualdad entre todos los ciudadanos españoles.

Así se ha pronunciado Moreno en su comparecencia ante los medios de comunicación tras la reunión del Consejo de Gobierno en la que se han otorgado las distinciones de Hijo Predilecto y las medalla de Andalucía con motivo del 28F, que en este año celebra su 40 aniversario. El Consejo de Gobierno se ha celebrado en esta ocasión en el Museo de la Autonomía de Andalucía, ubicado en el mismo complejo que la que fuera casa de Blas Infante, Padre de la Patria Andalucía, en el municipio sevillano de Coria del Río.

Moreno, que ha comparecido ante los medios con la famosa pizarra en la que se anotaron los datos hace 40 años del recuento del referéndum por provincias, detrás de él, ha apuntado que, sin duda, se ha celebrado un Consejo de Gobierno histórico, puesto que nunca antes se había celebrado una reunión en el Museo de la Autonomía. Para el presidente, la ocasión lo merecía, puesto que se cumplen 40 años del histórico referéndum en el que los andaluces consiguieron en las urnas una autonomía de primera por la vía reservada a las denominadas comunidades históricas (Cataluña, País Vasco y Galicia).

El presidente ha expuesto parte del contenido de la declaración institucional del Consejo de Gobierno por el 28F junto a algunas valoraciones políticas sobre los acontecimientos en el país.

"Estamos en un contexto lógico de celebración y de recuerdo de un momento histórico en el que los andaluces hicimos escuchar nuestra voz reclamando no ser más, pero tampoco menos que nadie", según ha indicado Moreno, quien ha añadido que quién nos iba a decir entonces que 40 años después celebraríamos esta efeméride en un contexto de reivindicación en España, "por la amenaza de quiebra de un principio fundamental, como es el de igualdad entre todos y cada uno de los españoles".

Ha indicado que en la declaración institucional emitida por el Consejo de Gobierno se invoca el espíritu de la concordia y el entendimiento que dieron lugar a la Constitución de 1978, "y el espíritu de defensa de la igualdad entre españoles, por lo que los andaluces alzamos la voz el 28 de febrero de 1980".

"Invitamos a mirar hacia al futuro, pero a la vez a hacer una reflexión frente a esa dinámica disgregadora que, en el plano nacional, fomentan actualmente la tensión y la discordia; desdibujan las prioridades de la sociedad, y frenan la marcha en común hacia una prosperidad", ha indicado.

CESIONES A INDEPENDENTISTAS

Para el presidente, este 28F se celebra en un momento crucial para España, ya que la “fortuna, entre comillas”, ha querido que la reunión de este Consejo de Gobierno y la reclamación de esta declaración institucional por el 28F “coincida con la constitución de una mesa bilateral de negociación entre el Estado y Cataluña”.

Ha manifestado la posición contraria del Gobierno andaluz a esa mesa de negociación, cuya constitución supone ya una "cesión y un privilegio" por parte del Estado a los dirigentes independentistas, que han dicho que llevarán a ese foro el debate sobre la independencia de Cataluña.

Para Moreno, la bilateralidad de las comunidades autónomas con el Estado debe ser reservada a la resolución de conflictos políticos dentro de la Constitución, y lo que ocurre en Cataluña “no es un conflicto político, sino de legalidad”, que se ha resuelto en los tribunales, que han dictado la inhabilitación de Quim Torra (presidente catalán), que está “recibiendo por parte del Gobierno de la nación un trato claramente privilegiado”.

Moreno ha insistido en expresar su preocupación por la "quiebra del principio de igualdad entre los españoles", ya que al caso de Cataluña, se suma ahora el anuncio de cesión al País Vasco de la gestión de la Seguridad Social, como parte del "precio que tenemos que pagar el conjunto de los españoles a la sostenibilidad del Gobierno de Pedro Sánchez".

Ha defendido la importancia que tiene la caja común de la Seguridad Social y que las pensiones sean iguales “absolutamente para todos”. Para Moreno, esa cesiónabre una “profunda grieta en la caja única” con la que los españoles tenemos garantizadas nuestras pensiones bajo la premisa de la solidaridad interterritorial, fundamental en la cohesión de un país.

Ante un panorama de "cesión del Gobierno ante los separatistas, que reclaman privilegios", Moreno ha invocado el espíritu de la concordia, de la transición, "que hizo posible un gran acuerdo entre todos los españoles en el marco de la Constitución de 1978".

"Si alguien pretende liquidar ese espíritu del acuerdo que consagró la igualdad entre españoles, que sepa que el espíritu de 28F de 1980 sigue más vivo que nunca", ha indicado Moreno, quien ha añadido que para Andalucía, comunidad más poblada de España, "liderar la defensa de la igualdad y la soberanía nacional es para nosotros algo más que una convicción u obligación, ya que es una responsabilidad que vamos a asumir con absoluta determinación".

Para Moreno, se pondrá liquidar el espíritu de transición, pero lo que no se va a poder apagar nunca es "la voz y fuerza de Andalucía" y ha querido dejar claro que esta tierra "no va a renunciar a ninguna vía", ni a la política, ni a la judicial ni a la social, para defender la igualdad entre todos los ciudadanos españoles.

El presidente se ha referido también a la "actitud de hostigamiento y maltrato" del Gobierno central hacia Andalucía. Ha indicado que un ejemplo de "maltrato" se ve en la prohibición de acudir a los mercados financieros o con el asunto de la armonización fiscal que pretende el Gobierno central, "en un ataque frontal" a la autonomía fiscal de las comunidades. Ha querido dejar claro que su Gobierno no va a permitir una subida masiva de impuesto, y va a defender "con uñas y dientes" la bajada de la presión fiscal a las clases medias y trabajadoras.

En cualquier caso, en la declaración institucional se recoge "la mejor disposición de la Junta de Andalucía hacia el Gobierno de España y el conjunto de las altas instituciones estatales".

“Plena lealtad, pero también plena exigencia, que se vincula con el respeto al ordenamiento jurídico, con la colaboración y la confianza recíproca, y con la consumación de las obligaciones contraídas, en particular las relativas a la financiación, de cuyo cumplimiento escrupuloso depende la viabilidad del estado de las autonomías”, según se señala.