La Junta convoca ayudas por valor de 2,2 millones para financiar proyectos de I+D+i de entidades privadas

Para optar a la subvención es obligatorio que los destinatarios estén calificados previamente como agentes del sistema andaluz del conocimiento

Los proyectos subvencionados en cada una de estas dos modalidades tendrán una duración máxima de dos años
Los proyectos subvencionados en cada una de estas dos modalidades tendrán una duración máxima de dos años JUNTA DE ANDALUCÍA

La Consejería de Economía, Conocimiento, Empresa y Universidad ha convocado ayudas por importe de 2,2 millones de euros dirigidas a financiar proyectos de I+D+i desarrollados por entidades privadas, tal y como recoge el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Estos incentivos se convocan en régimen de concurrencia competitiva y para optar a ellos es obligatorio que los destinatarios estén calificados previamente como agentes del sistema andaluz del conocimiento.

Esta línea de subvenciones, que se enmarca en el Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (Paidi) 20214-2020, se incluye en la dotación de 236,6 millones consignados hasta mediados de 2020 por el Ejecutivo autonómico para reactivar la actividad investigadora de universidades y centros de I+D públicos y privados. Esa cuantía global se verá incrementada en el segundo semestre a medida que se vayan concretando nuevas líneas.

Según un comunicado, las iniciativas objeto de estas ayudas deberán responder a dos grandes objetivos o modalidades; los retos de la sociedad andaluza y la colaboración con el tejido productivo. En el primer caso, los proyectos de investigación pueden centrarse en varias áreas como la salud, el cambio demográfico y bienestar social; la seguridad alimentaria, agricultura e investigación marina; la energía segura y limpia; el transporte inteligente; el medio ambiente, la eficiencia de recursos y materias primas; las sociedades inclusivas; y la economía y sociedad digital.

En el segundo apartado, se pretende fomentar propuestas en cooperación con empresas privadas del sector productivo andaluz, preferentemente con pymes, que conlleven la transferencia de conocimiento y tecnología desde los centros de investigación al tejido empresarial mediante el desarrollo de servicios o productos innovadores. En este caso, las iniciativas investigadoras deberán contar con la participación de una o varias empresas, debiendo aportar la parte empresarial un mínimo del 15% del presupuesto aceptado.

Los proyectos subvencionados en cada una de estas dos modalidades tendrán una duración máxima de dos años y estarán dirigidos por una persona investigadora principal, en posesión del título de doctor. Los miembros que compongan el equipo han de cumplir al menos uno de los siguientes requisitos: ser personal con titulación superior vinculado a la entidad beneficiaria, ser investigador predoctoral, posdoctoral y titulado superior contratado con cargo al proyecto.

Entre los costes financiables de las ayudas se incluye el coste salarial. El máximo subvencionable de los contratos de personal en cómputo anual, incluidas la retribuciones brutas y los costes de la seguridad social, será de hasta 42.000 euros para el investigador doctor; de hasta 26.000 euros para el personal predoctoral y para la figura de personal técnico de apoyo. En el caso del personal técnico de apoyo, los importes pueden oscilar entre los 26.000 euros para titulados universitarios y los 22.500 euros para las distintas categorías de personal técnico de apoyo del sistema de formación profesional.

También serán financiables los costes de adquisición, alquiler, mantenimiento o reparación de equipamiento y material científico; del material bibliográfico y programas y equipos informáticos destinados al proyecto.

El plazo para optar a las dos categorías recogidas en esta orden, que se financian con Fondos Feder, será del 10 al 24 de marzo a las 15,00 horas. Las solicitudes se presentarán en el registro electrónico de la Administración de la Junta, a través de las siguiente dirección electrónica.

236 millones

Los 236,6 millones que se ponen a disposición de la comunidad científica responden al compromiso de la Junta de dar un nuevo impulso a la investigación tras la parálisis detectada desde 2012, un periodo de siete años en los que la Administración autonómica apenas concedió ayudas debido al bloqueo de convocatorias abiertas sin resolver. Esa situación tuvo su reflejo en la inversión del Gobierno andaluz a la I+D de la región, que ha pasado de un 32,2% en 2008 a un 31,5% en 2017, según un estudio elaborado por la Agencia Andaluza del Conocimiento.

Desde el inicio de la legislatura, la Consejería de Economía ha centrado sus esfuerzos en revertir esa tendencia negativa, teniendo en cuenta que la I+D y la innovación son dos áreas de alto interés para Andalucía, ya que están estrechamente ligadas a la competitividad empresarial y, por tanto, al desarrollo económico de la región.

Por ello, sus acciones se han dirigido en dos direcciones: por un lado, el impulso de nuevas líneas de incentivos, que aglutinan el grueso de los 236,6 millones: 152 millones; y por otro, la reactivación de subvenciones pendientes de resolver, que suponen un importe de 84,6 millones. Todas estas partidas se financian a través de fondos autonómicos y europeos en el marco del Paidi 2014-2020.

Esta convocatoria de 2,2 millones se encuadra en el paquete de nuevas subvenciones, un apartado en el que también se ha lanzado ya el programa dirigido a la contratación de 257 jóvenes doctores con un presupuesto de 32 millones. A esta línea se añade el programa de actuaciones de transferencia para el impulso de los Campus de Excelencia Internacional (CEI) en las áreas de especialización de la estrategia RIS3, al que se han dedicado seis millones de euros en 2019 en una primera etapa, que se completará en la primera mitad de 2020 con otros seis millones correspondientes a la segunda fase de desarrollo de dicha iniciativa.

Junto a estas convocatorias, el Ejecutivo andaluz ha convocado también en 2019 ayudas por valor de 14 millones para la adquisición y mejora de infraestructuras y equipamientos de I+D dirigidas a las universidades y a las entidades públicas de investigación.

Asimismo, la Consejería de Economía ha destinado en 2019 fondos por valor de 2,3 millones a la formación postdoctoral de personal investigador que recientemente ha obtenido el doctorado. A estas acciones de apoyo a la actividad científica se añade el presupuesto de 12,8 millones de euros destinado a la contratación de unos 250 jóvenes investigadores y personal técnico en las universidades públicas andaluzas durante un periodo de dos años. Esta medida vinculada al Fondo Social Europeo se completará en 2020 con una nueva dotación de 31,7 millones destinada a los mismos objetivos.

En un corto periodo de tiempo se impulsará otro programa de incentivos presupuestado en 45 millones para la realización de proyectos de excelencia de investigación destinados a universidades y entidades públicas. Esta dotación supone un incremento del 30% respecto a la cuantía con la que se consignó la orden anterior.

En cuanto a las convocatorias anteriores, la Consejería de Economía ha logrado cerrar en menos de un año aquellas convocatorias de subvenciones heredadas que permanecían abiertas y pendientes de resolver, lo que ha permitido liberar para la comunidad científica 84,6 millones, una cuantía con gran impacto para garantizar la continuidad de la actividad de los grupos de investigación que llevan a cabo su labor en Andalucía.

Las últimas subvenciones resueltas, de forma provisional, suman 35 millones para proyectos de I+D de universidades y entidades públicas de investigación.