La Junta se escudará en el Gobierno si hay subida de impuestos

Marín ratifica la adhesión al FLA, tras no dejar el Ejecutivo de Sánchez «otro camino»

Comparecencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la Comisión de Hacienda del Congreso
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús MonteroRicardo Rubio Europa Press

«El Gobierno de España no nos ha dejado otra salida». La afirmación es del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, quien fue el encargado de anunciar ayer que el Ejecutivo regional había dado luz verde a adherirse al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y a autorizar operaciones de endeudamiento por un importe máximo de 2.984,22 millones de euros para atender las necesidades del primer trimestre de este año. «La mayor parte del dinero se destinará a vencimiento de deuda y 55,8 millones se usarán para financiar las devoluciones que hubo que hacerle al Estado por las liquidaciones negativas de sistema de financiación de los años 2008 y 2009», explicó.

Marín recordó que en 2019 la comunidad captó en los mercados «1.300 millones en unas óptimas condiciones, mejores» que en el ejercicio anterior con el PSOE al frente del Gobierno andaluz, pero ahora la Junta «se ve abocada» a tener que sumarse al FLA, según el vicepresidente, después de que el Ejecutivo central «no haya dado respuesta» a su petición de las correspondientes autorizaciones. «Lo que no podemos hacer es plantear ninguna situación que ponga en riesgo ni en peligro la economía y, sobre todo, el pago de nuestras obligaciones», expuso Marín. «El deseo de Montero –María Jesús, ministra de Hacienda– es que Andalucía no salga a los mercados», condensó. Apuntó luego que la respuesta de Madrid puede llegar «en cualquier momento», si bien, la Junta no quiere arriesgarse a que se pasen los plazos ligados al FLA y a no poder afrontar «los compromisos» que tienen con «todas aquellas entidades» a las que han de «responder de forma obligatoria por la deuda que tiene Andalucía».

«Nos encontramos en una posición de poder salir a los mercados, que nos están esperando desde hace bastantes meses, pero se nos impide con la mano izquierda», recalcó, para avisar de que, con todo, no van a «renunciar absolutamente a nada».

«Esperamos que el Gobierno de España no caiga en la tentación de obligar al de Andalucía a subir los impuestos, o incluso a revertir la bajada de éstos ya aprobados en 2019», llegó a abrir la puerta. En ese punto, cosió que la región es «tierra libre» del impuesto de sucesiones y donaciones y la Junta defenderá «con uñas y dientes que lo siga siendo». Horas después desde el ministerio replicaron que sí se contestó por carta el pasado 26 de diciembre y se indicó que no hay precedentes de que una comunidad adscrita al FLA haya pedido salir a los mercados y que hay regiones que han renunciado a los mecanismos extraordinarios para financiarse por sí mismas.