La nueva delegada del Gobierno ya hace oposición a la Junta y critica «los privilegios» de la concertada

Sandra García destaca también el “papel central” de Andalucía para “mejorar” el modelo territorial y de financiación autonómica

Toma posesión nueva delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García
La nueva delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García (i), sujeta la vara de mando mientras es aplaudida por el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo (2i); el alcalde de Sevilla, Juan Espadas (d), y el delegado del Gobierno saliente, Lucrecio Fernández, durante el acto de toma de posesión de su nuevo cargo en la delegación del Gobierno en Andalucía en Sevilla. EFE/Raúl CaroRaul Caro CadenasEFE

La nueva delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, destacó en su toma de posesión del cargo que el Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene un proyecto de país para España en el que Andalucía «está llamada a desempeñar papel central» para, entre otras cosas, «mejorar» el modelo territorial con el fin de «superar el conflicto que divide a los catalanes» y actualizar los sistemas de financiación autonómica y local, una reclamación de la Junta y otras comunidades autónomas con independencia del signo político. La nueva delegada, que llega al cargo por consenso entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, mostró su «estupor» por el hecho de que algunas comunidades «privilegian» con sus normas el acceso a servicios concertados, en alusión a la nueva normativa de escolarización aprobada por el Gobierno andaluz del PP y Cs. A su toma de posesión, a la que asistió el ministro de Justicia, Juan Carlos Campos, Sandra García reprochó que algunos gobiernos autónomos crean normas y destinan fondos económicos para el acceso a servicios concertados en vez de centrar los esfuerzos en mejorar la red pública.