Entre «Ochéntame otra vez» y bolas luminiscentes

Los cuarenta años del referéndum de autonomía colocan el tablero de nuevo en el punto de partida para las regiones. Juanma Moreno se presenta como garante de la igualdad

Thumbnail

Reza el «Volver» que inmortalizó Gardel que «20 años no es nada» y se cumplían el doble del 28F de un 1980 bisiesto como este año. Nadie felicitó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que hoy cumple años sino que se aprovechó la efeméride para mandar un mensaje a navegantes, salvapatrias e independentistas. Andalucía, igual que ayer, «como la que más». «Febril la mirada» se presentó el presidente de la Junta con mirada de tanguista fiero, a pocos metros, en el Teatro de La Maestranza, de la plaza de toros en la que lució «el capote que paraba el tiempo» Curro Romero –en descripción, entre hijos predilectos, del periodista y escritor Antonio Burgos – para la faena, y a kilómetro y medio del Casino de la Exposición de Sevilla, donde se realizó el histórico recuento a pizarra y tiza tras el referéndum del 28F, actual enclave del Festival de Cine Europeo. La ceremonia discurrió con la cadencia de un plano secuencia. Del fundido a negro del inicio a una bandera luminiscente verde y blanca, y verde, al final.

Curro Romero, muy ovacionado
Curro Romero, muy ovacionadoManuel Olmedo
Antonio Burgos habló en representación de los galardonados
Antonio Burgos habló en representación de los galardonadosManuel Olmedo

Cuando el guion de un velatorio parecía escrito en vísperas de las elecciones del 2D, sirviéndose de las carambolas del destino y el descontento popular, un año después Juanma Moreno levantó la arbonaida de las reivindicaciones patrias y los pactos varios y aprovechó los fastos para una suerte de bodas de rubí –40 años– de la autonomía. Otros años los Oscar coincidieron en fecha con el Día de Andalucía. El primer gran aplauso del respetable se lo llevó, tras la catedrática de Medicina María Castellano, el actor y periodista Antonio de la Torre, vestido de domingo, sin corbata y sin complejos, Alfredo Landa postmoderno. La cantante Vanessa Martín arrancó el acto con una pieza para la ocasión, con la guitarra a modo de la bandera de «La Libertad guiando al Pueblo» pero pintada por Romero de Torres: «Queda tanto por hacer y el camino empieza en ti», finalizó. El futbolista Joaquín –«Vaya robo en Corea», le recordó el presidente–; la Real Maestranza; el consejero de Marruecos André Azoulay; la agrícola Verdita; el Instituto de Astrofísica; el Sicab; la Real Sociedad de Carreras de Sanlúcar; la directora de ETS de Ingenieros de Caminos, Canales y Puerto de la Universidad de Granada Montserrat Zamorano; la Legión; y la asociación contra la violencia de género Ana Bella dibujaron una Andalucía del siglo XXI al tiempo que heredera del germen de 1980. «Nací unos nueve meses después del 28F, tendré que preguntar a mi madre», señaló la presentadora Eva González, que se emocionó «como Candy, Candy» al hablar de la tierra y recordar a su padre «agricultor».

La cantante Vanessa Martín arrancó el acto con una pieza para la ocasión, con la guitarra: «Queda tanto por hacer y el camino empieza en ti», finalizó.

De la fiesta andalucista que fue del PSOE con BSO de David DeMaría al copryright popular con música de Vanessa Martín y versos de Alejandro Tobalina. El Gobierno del cambio reinvidicó la figura de Manuel Clavero y Rafael Escuredo, yin y yang de la autonomía. Las dos caras de una moneda forjada bajo el mito de Blas Infante y el «andaluces levantaos». En pie se puso el estrado con la medalla de Ana Bella y también de la Legión. Juanma Moreno se presentó como garante de la igualdad de todos los españoles en la encrucijada política española y ante el pie quebrado del nacionalismo catalán. En cuasialejandrinos al estilo del obituario a Quiñones, recitó con su mejor prosa poética, en una suerte de segundo pregón de Semana Santa desde el mismo púlpito y con diferente pálpito, Antonio Burgos.

Ana Bella, Medalla de Andalucía
Ana Bella, Medalla de AndalucíaManuel Olmedo
La Legión fue muy aplaudida
La Legión fue muy aplaudidaManuel Olmedo
Escuredo, Medalla Clavero Arévalo
Escuredo, Medalla Clavero ArévaloManuel Olmedo

Juanma Moreno presentó a Escuredo y Clavero como representantes de la memoria con la experiencia de los primeros pobladores. Los primeros hombres que fueron juntos a por la autonomía plena igual que a la conquista de la Antártida. La operación andalucista del PP (con menor rédito para Cs) es tal que Escuredo está a un paso de entrar en el imaginario milenial como parte del Partido Popular. «Nadie me ha llamado del PSOE», dijo en un acto de la APS el ex presidente andaluz. Del «café para todos» de Clavero se pasó en el Maestranza a las bolas lumiscentes –verde, blancas y verdes, a lo Carlos Cano– para todos los presentes. El acto acabó con una gran bandera andaluza de luz. «Hombres de luz que a los hombres alma valiente les dimos», cambió los versos Vanessa Martín. De los ex presidentes, aparte de Escuredo, sólo se dejó ver De la Borbolla, gran admirador del western y convertido en «General Caster» del constitucionalismo. Sin noticias de Chaves y Griñán. Susana Díaz, tras su alumbramiento, no se resistió a no subir un vídeo a Twitter. De la Borbolla destacó que «el 28F de 1980 ha sido el único día de la historia de España en que un único pueblo de España consiguió la única victoria contra los poderes centrales de España». Por citar, se citó en el acto hasta a García Caparrós y el 4D. El mediodía tornó ochentero. No vino la vicepresidenta Carmen Calvo y en su lugar estaba la ministra portavoz Montero, «la de los dineros», lo que llevado a la reivindicación del IVA y la financiación apuntó a otro de los mitos de los 80 y a la también varias veces citada Lola Flores o cuando asfixiada por Hacienda dijo aquello de «pero el pendiente, Íñigo, no lo quiero perder». O lo que es lo mismo, como una plegaria con título de programa de TVE trufada con versos de Burgos: «Me lo dice, tan triste, al son de la habanera, el compás de la brisa que por los Callejones me trae la noticia con compás de falseta» del retorno de la pugna del mapa de las autonomías. Esto es: «Ochéntame otra vez».

Del «café para todos» de Clavero se pasó en el Maestranza a las bolas lumiscentes –verde, blancas y verdes, a lo Carlos Cano– para todos los presentes. El acto acabó con una gran bandera andaluza de luz.
El futbolista Joaquín Sánchez
El futbolista Joaquín SánchezManuel Olmedo
El actor Antonio de la Torre
El actor Antonio de la TorreManuel Olmedo
Eva González, presentadora del acto
Eva González, presentadora del actoManuel Olmedo